Abusos en Independiente: se entregó uno de los prófugos

Uno de los hombres que era buscado por la Justicia en la causa en que se investiga el escándalo de abusos en las inferiores de Independiente se entregó este viernes en las inmediaciones de los Tribunales de Avellaneda.

Durante la jornada se realizaron siete allanamientos y en el medio de los operativos se entregó Alejandro Dal Cin, quien era intensamente buscado al igual que el restante prófugo, Juan Manuel Díaz Vallone.

Según se informó, a ambos hombres un menor de edad que vive en la pensión de Independiente los mencionó en la testimonial ante la titular de la UFI 4 de Avellaneda, María Soledad Garibaldi, y por eso el juez Luis Silvio Carzoglio ordenó detenerlos.

Los dos hombres fueron imputados por “abuso sexual calificado por ser cometido con acceso carnal y por ser gravemente ultrajante respecto de un menor de 16 años aprovechándose de su inmadurez sexual”.

Hasta ahora hay cinco detenidos en la causa: el primero fue el juez de línea Martín Bustos el pasado sábado en la localidad de Talar de Pacheco y esa misma tarde fue apresado su abogado, Carlos Beldi, por romper el celular de su defendido. En tanto, en Ingeniero Budge fue arrestado Silvio Fleyta, quien está acusado de captar, reclutar y abusar de los jugadores de las divisiones inferiores de Independiente.

El cuarto detenido en la causa fue Leonardo Cohen Arazi, que se entregó el miércoles pasado.

En declaraciones al canal TN, Garibaldi aseguró que se entrevistó “a todos los chicos” con las psicólogas de la justicia, y aclaró que si tienen menos de 16 años “hay que hacer cámaras Gesell”.

“Hasta ahora hicimos dos cámaras Gesell y quedan otras dos como mínimo, el tema es que son irreproducibles para no revictimizar a esos chicos, entonces se filman y deben intervenir todas las partes, la idea es no volver a interrogar a los menores”, dijo la fiscal.

En ese sentido, Garibaldi contó que los jóvenes “están confiando y todo el tiempo nos están brindado información; uno de los desafíos es que ellos estuvieran contenidos y seguro que confiaron en nosotros. Yo lo comprobé en las entrevistas, hasta les saque una sonrisa. Hay que felicitarlos porque quieren colaborar”.

“A los acusados se les imputa que los menores libremente no podrían consentir estos actos, son chicos muy vulnerables. Estamos hablando de adultos de bastante edad que cometían estos actos a cambio dinero, o en algunos casos podría ser ropa y pasajes para ver a los padres al interior”, relató.

Además, la fiscal manifestó que está “en pleno contacto con los coordinadores de la pensión y con los papas de los chicos”.

“Los chicos se quieren quedar en la pensión de Independiente”, aseguró Garibaldi y para tranquilidad de los familiares dijo que los contactos con los menores no sucedían allí, ya que toda la vinculación se daba “por las redes, Instagram y Facebook; pasa más que nada por el tema de las redes”.

“En muchos casos los chicos se daban cuenta y los bloqueaban, pero tenemos las capturas de pantalla. Por eso estamos usando mucha tecnología para sacar la mayor información posible”, en especial del celular de Bustos, que fue destruido a martillazos por su abogado.

Sobre Cohen Arazi, Garibaldi afirmó que prestó declaración indagatoria, bajo el artículo 308 del Código Penal, lo que significa que hay elementos suficientes o indicios vehementes de la perpetración de un delito y motivo bastante para sospechar que una persona ha participado en su comisión.

“Lo que declaró es materia de investigación, se va a llevar a cabo la prueba que él pidió a favor suya, al igual que las medidas que pidan los abogados. Pero una vez que declaró fue detenido”, explicó.

Finalmente, Garibaldi contó que “hay chicos que se pasaron a otros clubes que les pasó lo mismo”, y que no aportará más datos para seguir la investigación, por lo que pidió que “si hay chicos que les pasó, que no tengan vergüenza que confíen en nosotros para tratar de esclarecer esto”.

La causa por los abusos a jugadores de las divisiones inferiores de Independiente que vivían en la pensión del club en Villa Domínico comenzó a investigarse tras la denuncia que realizó la propia institución, luego que un joven de 14 años, presunta víctima, se quebrara y confesara los hechos al psicólogo del lugar.

Fuente: ÁMBITO.

Artículos relacionados

Más Información