lunes, mayo 20, 2024

Advierten que L-Gante "está a un paso de ir muchos años a la cárcel"

El cantante de cumbia 420 Elián Valenzuela, más conocido como L-Gante, sumó en las últimas horas una nueva denuncia, en esta ocasión por presunto “robo, lesiones, amenazas, privación ilegítima de la libertad y reducción a la servidumbre”, y quedó mucho más complicado a nivel procesal, por lo que aseguraron que “está a un paso de ir muchos años a la cárcel”.

Así lo afirmó el abogado Leonardo Sigal, quien junto al letrado Pablo Becerra representan a Gastón Torres, el denunciante de la cusa por la que el músico ya estuvo preso.

“L-Gante está a un paso de ir muchos años a la cárcel. Con esta nueva grave denuncia es cada vez más complicada su situación”, remarcó Sigal en declaraciones a Noticias Argentinas.

El abogado impulsó varias denuncias a lo largo de estos años contra Valenzuela y todas siguen vigentes, pero la última, la que involucró como demandante a un empleado municipal de General Rodríguez y a Rosa Catalina Pasi, avanza a paso firme.

Por ese hecho estuvo preso casi cien días y ahora irá a juicio por “privación ilegal de la libertad, amenazas simples, amenazas agravadas , encubrimiento y tenencia de estupefacientes”.

Asimismo, en las últimas semanas fue detenido Daniel Emanuel De Marco, quien sería el que estaba con L-Gante al momento de hacer subir a Torres y a Pasi bajo amenazas con un arma de fuego.

“Se sigue complicando la situación de Valenzuela y a su cómplice le fue denegada la excarcelación extraordinaria y la causa tiene un nuevo testigo que complica la situación jurídica de ambos. Por otra parte tiene una nueva denuncia que incluye a gente de su entorno y a su propia madre”, señaló Sigal.

El letrado reveló que en la audiencia que hubo con De Marco, en la que la defensa pidió prisión domiciliaria, rechazaron todo tipo de beneficios y pidieron que continúe detenido en una cárcel común hasta el juicio.

También denunciaron al representante del músico, Maximiliano Barbacia -conocido como “Maxi el Brother”-, y pidieron su detención “en orden al delito de Encubrimiento agravado por delito precedente especialmente grave en calidad de autor”.

Por ese delito, el manager de L-Gante finalmente no fue apresado, pero sí quedó procesado.

Artículos relacionados

Más Información