Advierten que se aceleró suba de precios en Argentina y acumula casi un 4% en el mes

Los precios de los alimentos se aceleraron en la última semana, acumulando un alza total de 3,7% en lo que va de noviembre. Así se desprende del último relevamiento realizado por la consultora LCG, en el que se destaca el fuerte impacto que tuvo la suba de la carne en la canasta. Es en ese contexto que el Gobierno anunciaron la semana pasada que analizan distintas medidas para “resolver el problema del aumento” en los diferentes cortes vacunos.

De acuerdo al informe de LCG, los alimentos aumentaron 1,8% la semana pasada, 1 punto porcentual por encima de los registros de las dos semanas previas. “Se trata del mayor aumento semanal desde enero. Panificados, Carnes y Verduras presentaron las mayores subas, a la vez que se observó un mayor porcentaje de productos (14% del total) con aumentos. No obstante, sólo el rubro carnes explicó por sí sólo el 45% de la inflación de alimentos en la semana. En el promedio de las últimas 4 semanas, los alimentos reflejan un aumento del 2,4%, poniendo un freno a la desaceleración que sumó 6 semanas”, analizó la firma.

Medido “de punta a punta”, la canasta relevada por la consultora acumuló una suba de 3,7%. Dentro del total, las carnes presentaron un incremento del 4,1%. En tanto, las “comidas listas para llevar” treparon 3% y “azúcar, miel y dulces”, un 2,3%.

En la misma línea, según el relevamiento que realiza en supermercados el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortíz (CESO), las carnes presentaron un “fuerte variación mensual” al incrementarse 6,8%. En el promedio de todos los productos, la suba fue del 1,7%: la diferencia se debe, fundamentalmente, al congelamiento de precios en los productos de consumo masivo impuesto por el Gobierno a fines de octubre.

En tanto, desde EcoGo, estimaron días atrás que los alimentos consumidos en el hogar podrían trepar hasta 3,8% en noviembre. En ese escenario, diversas consultoras coinciden en que la inflación general de este mes podría rondar el 3% (luego de dos meses seguidos con un dato del 3,5%).

“El control de precios vinculados a los casi 1.500 productos que impulsó Feletti, creo que va a funcionar para desacelerar la inflación en ese segmento de productos. El problema de noviembre es el incremento de precios de la carne, que es muy representativo en la formación del IPC. Con lo cual, se puede llegar a tener un índice alto, pero no por la evolución de los precios sobre los que se aplicó la medida, de consumo masivo, sí quizá por el efecto de la carne”, explicó Hernán Letcher, director del CEPA.

Además, según señalan, por el momento el congelamiento de precios no se cumple de igual manera en los distintos comercios. “Sigue habiendo una doble temperatura. Hay un congelamiento de precios en grandes superficies, sumado a Precios Cuidados, y en autoservicios pequeños o almacenes, los precios siguen en ascenso”, señaló al respecto Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market.

(Fuente: Ámbito)

Artículos relacionados

Más Información