sábado, septiembre 25, 2021

Aerolíneas locales estiman recuperar el próximo año los niveles de pasajeros que transportaban prepandemia

Mientras los vuelos internacionales continúan muy limitados por el cupo de ingreso de pasajeros desde el exterior –unos 1.000 por día, lo que representa unos tres o cuatro vuelos diarios–, la operación de los vuelos comerciales de cabotaje comenzó a recuperarse por la demanda de las vacaciones de invierno. Las empresas del sector proyectan volver a los niveles prepandemia durante el próximo año.

En junio, aun en temporada baja, los vuelos comerciales de cabotaje registraron 168.000 pasajeros frente a 5.000 del año anterior, cuando había escasas operaciones en medio de las restricciones más duras que decretó el Gobierno nacional por la crisis sanitaria. Con todo, en la prepandemia, en junio de 2019 la cantidad de pasajeros había ascendido a más de un millón (1.191.000), un récord histórico para ese mes del año, según los datos de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

Durante 2021, el mes con más cantidad de pasajeros en vuelos domésticos fue marzo, con 420.000, muy lejos del máximo de 2020 que se registró en enero, antes de la pandemia, con 1.370.000 pasajeros.

Sin embargo, el inicio de la temporada de vacaciones escolares de invierno viene haciendo crecer la operación de las tres empresas que operan en el mercado local: Aerolíneas Argentinas, Flybondi y JetSmart. Además de las empresas de vuelos privados como American Jet.

El mercado de vuelos comerciales dentro del país hoy se reparte entre tres empresas. Aerolíneas Argentinas, que en junio tuvo una participación del 69%; Flybondi, con el 23%, y Jetsmart, con el 6%. En los últimos años, abandonaron el mercado dos compañías del mercado de cabotaje: la europea Norwegian, que había ingresado en 2018 y a fines de 2019 vendió su operación a Jetsmart; y Latam Argentina, que dejó de volar en la Argentina en junio de 2020, luego de 15 años.

La low cost Flybondi acaba de anunciar que sumó un nuevo avión -el tercero- a su flota que comenzará a prestar servicios a fin de julio, para aumentar su oferta de vuelos y sumar frecuencias. Y proyecta el ingreso de un cuarto avión para el último trimestre del año, cuando espera reiniciar su operación a destinos internacionales como Brasil y Paraguay.

“Los resultados de la primera mitad del 2021 nos permiten ser optimistas con la recuperación del sector en el mediano y largo plazo. En la medida en la que la demanda mantenga la tendencia actual, estamos convencidos de que el camino es sumar conectividad y nuevas opciones para volar en la Argentina”, contó Mauricio Sana, CEO de Flybondi. En junio tuvo una ocupación de 74 por ciento.

(Fuente: Infobae)

Artículos relacionados

Más Información