lunes, mayo 20, 2024

Alerta por un "inminente" ataque de Irán a Israel

Mientras tanto en Franja de Gaza las fuerzas israelíes lanzaron nuevos bombardeos y al menos 25 personas habrían muerto en un edificio de Al Daraj, Ciudad de Gaza.

El presidente estadounidense, Joe Biden, consideró este viernes que el eventual ataque de Irán sobre objetivos israelíes llegará “más pronto que tarde” y pidió a Teherán no llevarlo a cabo.

En una intervención en la Convención de la Red de Acción Nacional, el mandatario demócrata subrayó que Washington está comprometido con la defensa de Israel.
“Apoyaremos a Israel. Ayudaremos a defender a Israel. Irán no lo conseguirá”, destacó.

Amenazas “creíbles”

Este mismo viernes, la Casa Blanca se había pronunciado también al respecto y había considerado “creíbles” las amenazas de Irán, por lo que, según añadieron medios estadounidenses, movilizará tropas adicionales en Oriente Medio para prepararse a una eventual escalada del conflicto.

Según una fuente anónima familiarizada con los planes de Irán citada por el diario TheWall Street Journal (WSJ), Israel también se está preparando para un posible ataque de Irán que podría ocurrir tan pronto como este viernes o sábado.

Represalia

Irán ha amenazado con represalias a Israel por el ataque contra el consulado iraní en Damasco que mató la semana pasada a siete miembros de la Guardia revolucionaria iraní, además de destruir el edificio anexo a la embajada de Teherán, que era la residencia del embajador iraní.

El portavoz del Ejército israelí, Daniel Hagari, advirtió este viernes de nuevo a Irán que Israel está preparado “ante cualquier (posible) escenario”, y recordó que el país afronta una guerra en la Franja de Gaza desde hace medio año en la que ya se han enfrentado “todas las amenazas posibles”.

“Más que nunca, estamos preparados para defendernos ante cualquier tipo de amenaza. Sabremos defender a nuestra ciudadanía”, advirtió Hagari al finalizar una evaluación de la situación de seguridad en la que participó el jefe del Estado Mayor del Ejército de Israel, Herzi Halevi, y el jefe del Comando Central estadounidense (CENTCOM, en inglés), el general Michael Kurilla, entre otros.

Los comandantes de los directorios y las fuerzas le presentaron al jefe del Estado Mayor los planes de contingencia, tanto defensivos como ofensivos, así como las respuestas operativas potenciales en cada región.

Un ataque “sería una clara evidencia de las intenciones de Irán de escalar la situación en Medio Oriente. Estaría dejando de esconderse detrás de sus representantes” en otros países, continuó Hagari.

A su vez, el canciller israelí, Israel Katz advirtió: “Si Irán ataca desde su territorio, Israel responderá y atacará a Irán”.

“Hombro con hombro”

El ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, afirmó este viernes que su país está “hombro con hombro” con Estados Unidos tras reunirse con Kurilla en la base militar de Hatzor, centro de Israel, donde también abordaron preparativos.

“Nuestros enemigos creen que pueden separar a Israel y Estados Unidos, pero es todo lo contrario: nos están uniendo y están fortaleciendo nuestros lazos. Estamos hombro con hombro”, dijo Gallant, según un comunicado de su departamento, en el que reiteró que Israel está preparado para defenderse por “tierra y aire en estrecha cooperación” con sus socios.

Desde que la tensión se disparó entre Israel e Irán, el presidente estadounidense, Joe Biden, ha resaltado que su compromiso con la seguridad de Israel “es férreo” y, este viernes, pidió a la potencia persa no atacar al considerar que lo hará “más temprano que tarde”.

El general Michael Erik Kurilla, comandante del Mando Central de Estados Unidos para Oriente Medio (Centcom), viajó el jueves a Israel.

En tanto, Alí Jamenei, líder supremo de Irán, archienemigo de Israel y aliado de Hamás, reiteró el miércoles que Israel “será castigado”.

En este contexto, el movimiento libanés Hezbolá, apoyado por Irán, anunció el viernes que disparó “decenas de cohetes” contra posiciones israelíes, afirmando que se trataba de una respuesta a los ataques israelíes en el sur del Líbano.

Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, pidió a sus homólogos de China, Turquía y Arabia Saudita que intenten disuadir a Teherán.

Artículos relacionados

Más Información