lunes, abril 15, 2024

Alertan que el 99% de la población mundial está respirando aire nocivo

Un estudio publicado recientemente en la revista The Lancet Planetary Health encontró que el 99% de la población mundial está expuesta a contaminantes atmosféricos diminutos y dañinos (conocidos como PM 2.5), a niveles nocivos para la salud.

“Casi nadie está a salvo de la contaminación del aire”, dijo Yuming Guo, autor principal del estudio y profesor de la Universidad de Monash. “El resultado sorprendente es que casi todas las partes del mundo tienen concentraciones promedio anuales de PM 2.5 más altas que las pautas de calidad del aire recomendadas por la Organización Mundial de la Salud”.

La materia particulada o PM 2.5 son partículas muy pequeñas —menor que el grosor de un cabello humano— que pueden incluir polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas, cemento y polen, entre otras; proveniente de diversas fuentes, como la quema de combustibles fósiles, la actividad industrial, la agricultura y otras actividades. Los efectos en la salud de las personas están asociados a la exacerbación de enfermedades de tipo respiratorio, tales como la bronquitis y la neumonía, y más recientemente también se demostraron sus efectos sobre el corazón y los vasos sanguíneos, incrementando el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y otros problemas de salud cardiovascular. Los últimos trabajos sugieren que este tipo de contaminación, y particularmente las partículas procedentes del tráfico urbano, está asociado también con el creciente desarrollo del asma y alergias entre la población infantil.

En el caso de las PM 2.5, su tamaño hace que sean 100% respirables ya que viajan profundamente en los pulmones, penetrando en el aparato respiratorio y depositándose en los alvéolos pulmonares, pudiendo llegar incluso al torrente sanguíneo. Por otro lado, están compuestas por elementos que son más tóxicos (como metales pesados y compuestos orgánicos) que los que componen, en general, las partículas más grandes. Asimismo, su tamaño hace que sean más ligeras y por eso, generalmente, permanecen por más tiempo en el aire.

En este sentido, el estudio de la universidad australiana es el primero en dar información sobre los niveles diarios de las partículas dañinas en todo el mundo. El equipo de investigación logró esto mediante la combinación de observaciones tradicionales de monitoreo de la calidad del aire, datos terrestres de países de todo el mundo, datos meteorológicos de los en satélites, y aprendizaje automático para integrar todo lo anterior, explicaron en un comunicado de prensa.

Entre otras cosas, descubrieron que, si bien los niveles diarios disminuyeron en América del Norte y Europa durante las últimas dos décadas, aumentaron en el sur de Asia, Australia, Nueva Zelanda, América Latina y el Caribe, con más del 70 % de los días en todo el mundo con niveles por encima de lo que es seguro.

Según el profesor Guo, las concentraciones inseguras de PM 2,5 también muestran diferentes patrones estacionales, “incluido el noreste de China y el norte de la India durante los meses de invierno (diciembre, enero y febrero), mientras que las áreas del este del norte de América tenían niveles elevados de PM 2,5 en los meses de verano ( junio, julio y agosto)”, dijo. Y agregó: “También registramos una contaminación del aire relativamente alta de PM 2.5 en agosto y septiembre en América del Sur y de junio a septiembre en el África subsahariana”.

Finalmente, sostuvo que el estudio es importante porque “brinda una comprensión profunda del estado actual de la contaminación del aire exterior y sus impactos en la salud humana. Con esta información, los formuladores de políticas, los funcionarios de salud pública y los investigadores pueden evaluar mejor los efectos de la contaminación del aire en la salud a corto y largo plazo y desarrollar estrategias de mitigación de la contaminación del aire”.

Artículos relacionados

Más Información