Anunciarían nueva suba en el precio del combustible en los próximos días

Ejecutivos de la petrolera estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) informaron este jueves ante inversores que no se descarta una nueva suba en el precio del combustible “en el corto plazo” y se refirieron además a las expectativas de devaluación. La comunicación se produce luego de presentar un balance positivo.

“Los precios internacionales de los combustibles crecieron un 10% pero los precios locales no se pudieron actualizar”, reconoció Pablo Iuliano. Pero atentos al impacto que tiene en los precios internos, destacó que el objetivo ha sido “tratar de achicar la brecha entre los precios de surtidor y los internacionales” pero sin “estresar” el poder adquisitivo.

En este marco, la compañía no descartó un posible aumento “en el corto plazo” para las naftas. “En diésel estamos más cómodos, pero no hubo aumento de nafta en junio”, expresaron. El último aumento de las naftas fue en mayo cuando subieron un 11,5% y llevaron el ajuste acumulado en lo que va del año al 30%, muy por detrás de la inflación registrada en el primer semestre de 2022.

“Esperamos poder introducir ajustes de precios en nafta en el corto plazo para seguir la devaluación del dólar”, reconocieron Iuliano y Alejandro Lew en la conferencia con inversores.

Durante el encuentro con inversores también se analizaron las expectativas que tiene la compañía sobre el tipo de cambio y una eventual devaluación. Desde YPF destacaron que existen “presiones inflacionarias en pesos y un lento nivel de devaluación que se traduce en presiones en dólares” y afirmaron que “se espera que la inflación siga por arriba de la devaluación” descartando un salto en el dólar.

YPF comunicó además una recuperación en su situación financiera al reportar una ganancia neta de $94.063 millones. De esta manera, logró sortear la caída de $46.262 millones registrada en igual período del año pasado.

El EBITDA (un indicador financiero, acrónimo del inglés earnings before interest, taxes, depreciation, and amortization, es decir ‘beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones’) ajustado de la petrolera de mayoría estatal alcanzó los 1.500 millones de dólares de manera que logró consolidar una ganancia neta de $94.063 millones que le permite sobreponerse de la abrupta caída reportada un año atrás, cuando registró una pérdida total de más de $46.000 millones.

Al comunicar el balance, desde la empresa manifestaron que los resultados positivos les permitirá no solo avanzar en la ejecución de las inversiones previstas para el corriente año, sino además incrementar un 10% el volumen de lo estimado.

Hasta el momento lleva invertido un total de 1.700 millones de dólares lo que representa una suba superior al 55% respecto al mismo período de 2021. Con el aumento de las inversiones anunciado esta tarde, el desembolso total podría superar los 4.000 millones de dólares, un 50% más que el año pasado.

De acuerdo a previsiones realizadas por la empresa, la inversión le permitiría crecer un punto adicional la producción anual de hidrocarburos. Si se concreta esta estimación, llegaría a 9% en comparación con 2021, lo que representaría el mayor crecimiento orgánico de los últimos 25 años.

Actualmente, la producción total de hidrocarburos se ubica en 504 mil barriles equivalentes por día, según el balance que expone datos del segundo trimestre. Esto representa una suba del 9% interanual, con un alza del 7% en lo que respecta al crudo y un 10% al gas, explicaron.

En lo que respecta a la comercialización de los combustibles, las ventas domésticas resultaron un 12,5% superiores al segundo trimestre de 2019, cuando aún no había impactado en el sector la pandemia del Covid-19.

En cuanto al gasoil, expresaron que se registró “un récord histórico de suministro que fue abastecido a través de incrementos en los niveles de producción de los tres Complejos Industriales”.

FUENTE: MINUTO UNO.

Artículos relacionados

Más Información