Cansado de la inflación, un parrillero cobra el choripán a dos dólares

Un vendedor de comidas de la provincia de Neuquén decidió fijar sus precios en dólares y ahorrarse del trabajo de ajustar los precios acorde a la economía argentina

La inflación es un problema económico con el que convivimos los argentinos y argentinas como algo cotidiano, casi naturalizado. Sin embargo no deja de impactar en el bolsillo de los ciudadanos y en la economía de los comercios, del rubro que estos sean.

Esta semana se viralizó la estrategia de Patricio, un vendedor ambulante de comidas de la provincia de Neuquén quien, harto de tener que remarcar el precio de sus productos acorde a la inflación, decidió fijarlos en dólares.

El viral fue compartido en la cuenta de Jeremías Madrazo, quien replicó el video que captó un vecino de la zona que, sorprendido, subió la imagen de un cartel atado al tronco de un árbol de su barrio en el que se leía: “Chori U$S2” y debajo aclara que se trata de la cotización del dólar blue.

“Hola amigos. A mi me dicen el Pato, me llamo Patricio y yo vendo el chori a dos dolares blue”, dijo el protagonista de la historia en diálogo con Jeremías. Luego, explicó cómo decidió ajustar el precio de su producto: “Primero estaba a un dólar, cuando estaba $180. Después a $350. Ahora se complicó de vuelta, pero lo seguimos teniendo a dos dólares”, explicó.

El hombre es dueño de “El Carrito de Pato”, ubicado en la intersección de las calles Gobernador Elordi y Jorge Monzón, una zona concurrida de la provincia de Neuquén, cercana a centros educativos y varias avenidas.

Además de choripanes vende hamburguesas, panchos, sandwiches, papas fritas, entre otras comidas. Abre todos los días de 12 a 0 y lo cierra a la medianoche. El cocinero explicó que el chori, el plato estrella de su carta, es de 20 centímetros, viene con tomate, lechuga y “el aderezo que uno quiera ponerle”.

Artículos relacionados

Más Información