martes, agosto 9, 2022

Copa Libertadores: con Rossi como figura, Boca y Corinthians igualaron sin goles

El arquero de Boca contuvo un penal sobre el cierre del primer tiempo y mantuvo con vida su equipo que no tuvo una gran noche en Brasil.

Boca y Corinthians no se sacaron ventajas e igualaron 0 a 0 en un discreto partido disputado esta noche, en Brasil, en el marco de la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores.

El arquero de Boca Agustín Rossi, a los 43 minutos del primer tiempo, le contuvo un penal a Róger Guedes.

Ambos equipos se volverán a enfrentar el próximo martes 5 de julio en la Bombonera, desde las 21.30, en lo que será la vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores.

El partido prometió mucho en la previa y brindó muy poco en la primera etapa. El local asumió el protagonismo manteniendo la pelota en su poder, sin embargo, no apostó un juego profundo y punzante ya que pareció respetar a su rival y por momentos de forma desmedida.

Por su parte, Boca siempre que no tuvo el control del juego, se replegó en el propio campo y estuvo muy lejos de ser un equipo agresivo y apenas insinuó con un cabezazo de Darío Benedetto que terminó en las manos del arquero Cássio.

Con el correr de los minutos, el encuentro se tornó parejo y sobre todo áspero. Ambos equipos pregonaron un juego chato y mezquino, pero el mismo les sirvió para anular las cualidades del rival hasta que el “Timao” con un centro de poco peligro se encontró con un penal a su favor por parte de un infantil Marcos Rojo que impactó con su brazo en el rostro de Mantuan.

Luego de la orden del árbitro Roberto Tobar, que no preciso del VAR para corroborar la sanción, Guedes remató a la derecha a media altura y ahí Rossi con una notable tapada mantuvo el invicto en su arco y reafirmó una vez más su condición de especialista desde los 12 pasos. Posteriormente, en el cierre, Boca casi se ventaja con un ocasión de Benedetto, que no le entró bien a la pelota pero obligada la volada del Cássio.

Ya en el complemento, la actitud de los equipos dio giro total y el ritmo del encuentro fue otro ya que se animaron a buscar más el arco rival y cuidarse un poco menos en la última línea, algo que generó que rápidamente se crearan situaciones concretas que aprovechó el local primero con Giuliano y luego con Adson, en las cuales Rojo y Rossi respectivamente salvaron a Boca.

Por su parte, el Xeneize no tuvo tanto la pelota, pero si se torno por momentos un equipo molesto para su rival, en los cuales se destacó la velocidad de Sebastián Villa, un Benedetto que siempre exigió cada vez que tuvo contacto con el balón y Óscar Romero que con su pegada estuvo cerca de abrir el marcador.

El final tuvo el mejor trayecto del partido, si bien no hubo emociones, ambos equipos intentaron hacerse de un triunfo que hubiese sido vital para sus aspiraciones para la revancha, pero nuevamente se lucieron los arqueros y bajaron el telón sin goles.

Artículos relacionados

Más Información