Covid-19 en Argentina: los casos se duplican cinco veces más rápido que en la segunda ola

En línea con lo que se observa en el resto del mundo, el crecimiento de casos de COVID-19 en la Argentina fue exponencial durante las últimas semanas. Pasaron de 5.301 el 16 de diciembre a 50.506 reportados ayer por el Ministerio de Salud en su parte diario, lo que implica una variación porcentual de 853% en 15 días.

Si se compara con lo que ocurría en mayo de este año, durante el pico de la segunda ola de la pandemia en el país, el 27 de mayo (el día del pico propiamente dicho) se registraron 41.080 casos de coronavirus. Dos semanas antes, el 13 de mayo, los contagios diarios eran de 26.531 casos, lo que arroja una variación porcentual del 55%.

En relación con los pacientes internados en unidad de terapia intensiva (UTI), en mayo, con una variación porcentual del 25% pasaron de 5.420 a 6.802 en esos 15 días, en tanto que este mes eran 756 el pasado jueves 16, y la cifra subió a 1.004 ayer, en una varación porcentual del 33%.

Sin embargo, al observar ambos momentos, la variación porcentual de ocupación UTI entre el 30 de diciembre y el 27 de mayo es -85%, es decir que hay 85% menos pacientes graves hoy que en el pico de la segunda ola.

“Hay diferencias fundamentales respecto a la segunda ola. En mayo la vacunación recién estaba arrancando de manera masiva en el país, teníamos restricciones a la movilidad y eso por supuesto limitó la circulación del virus”.

Martín Barrionuevo es senador provincial por Corrientes, contador y experto analista de datos, y ante la consulta de Infobae acerca de la manera en que se está comportando el inicio de la tercera ola de la pandemia en la Argentina señaló que “además, ahora se suma la situación de que la variante Ómicron es mucho más veloz”. “Se sabe que una persona infectada contagia desde el segundo o tercer día con lo cual dentro de un ciclo de las anteriores variantes entran entre dos y tres ciclos de Ómicron, de allí que la velocidad de propagación sea muy superior al resto”, precisó.

Para graficar la situación epidemiológica actual, el doctor en física, investigador del Conicet y secretario de Planeamiento de la Universidad Nacional de Hurlingham, Jorge Aliaga, aportó dos gráficos elaborados por él mismo sobre la base de los datos del Ministerio de Salud en los que pueden verse los contagios por fecha de inicio de síntomas agrupados por semana epidemiológica en Córdoba. Eligió esa provincia “porque es el epicentro donde se disparó Ómicron en el país, y lo que allí se observó es lo que se ve con unos días de retraso hoy en la Ciudad de Buenos Aires -explicó-. El efecto Córdoba se empieza a ver en cada lugar donde ingresa la nueva variante”.

Así, en un primer gráfico en escala semilogarítmica “lo que se ve es la pendiente con la que fueron las subidas; si son rectas son exponenciales y la pendiente es la velocidad. Todas las subidas que hubo hasta esta última eran de una velocidad, típicamente porque por las medidas de cuidado se logró contener el crecimiento del virus, que originalmente tiene una duplicación cada cuatro o cinco días; con los cuidados, como se ve en las curvas, las duplicaciones se daban cada 15/20 días, incluso en el invierno de este año”.

“La última subida es mucho más empinada, duplica cada cuatro días, es decir es cinco veces más rápida que las anteriores y eso es producto de que con la vacunación que tenemos se redujeron a prácticamente cero las restricciones de movilidad y aforos y se dio el ingreso de Ómicron al país; eso explica esa duplicación de casos”, analizó el experto, quien continuó: “El segundo gráfico muestra los contagios en porcentajes separados por grupo etario y lo que se ve es que en las últimas semanas el grupo etario que más sube es el de 18 a 29 años, que junto con el de 30-49 ocupan la mayor parte de los contagios”.

Aliaga destacó que “se va viendo en cada lugar del país que cuando Ómicron se hace predominante como pasó en Córdoba y está empezando a pasar en CABA, San Luis, Tierra del Fuego, Santa Fe rápidamente por los viajes internos que se dieron estas semanas de Fiestas la variante se traslada con gran facilidad”.

Y tras asegurar que lo que ocurrió en las últimas semanas es que “se juntaron las reuniones de diciembre con el hecho de que Ómicron entró muy descontroladamente porque a diferencia de Delta que se hizo todo un trabajo de contención con esta variante no se hizo y al ser tan contagiosa entró muy rápido”, Aliaga dio su mirada de lo que podría ocurrir en las próximas semanas: “Lo que puede llegar a cambiar a partir de la semana próxima y que se vería a partir del 7 al 10 de enero es eventualmente una baja de casos, primero porque obviamente una variante que se contagia tan rápido hace que rápidamente no haya más personas susceptibles al contagio, pero además, se acaban las Fiestas, la gente se va de vacaciones y ahí se está más al aire libre y seguramente veamos una baja de casos”.

Fuente: infobae

Artículos relacionados

Más Información