Darío, un interno del Complejo Penitenciario III que triunfa en el Kickboxing

Una vez más quedó demostrado que las segundas oportunidades, para los privados de libertad, existen y son más fidedignas si vienen de la mano del deporte, utilizándolo como herramienta de reparación de lo cometido y modificadora  de conductas.

Es el caso de Darío Agustín M., alojado  en el Complejo Penitenciario III de Eldorado, quién este sábado, con autorización del Juez mediante fue trasladado hasta la localidad de San Javier, precisamente hasta el Polideportivo municipal, en donde se midió con otros contrincantes en  un Torneo de Kickboxing fiscalizado por la UDC internacional.

El joven ganó por puntos, su respectiva pelea, brindado un gran espectáculo por su destreza. Cabe mencionar que  el mismo realiza un exhaustivo entrenamiento en la Unidad penal, lo que le permitió salir triunfante de la lucha contra el posadeño José Lolasko.

Recientes estudios sociológicos y psicológicos demostraron que la práctica de cualquier deporte dentro de un contexto de encierro, contribuye de manera satisfactoria en el proceso de resocialización del individuo.

En el caso del muchacho esa anhelada reinserción, fue palpada de cerca, ya que lo vivido en el  cuadrilátero, lo hizo sentirse libre y uno más de la competencia; muy agradecido señaló que “fue una experiencia muy linda, que quizás estando afuera no la hubiera vivido. En cambio dentro del Penal rescaté la importancia de hacer algo por mí mismo”. Para finalizar, agradeció a todas las autoridades que hicieron posible su participación y el triunfo se lo dedicó a su madre.

Artículos relacionados

Más Información