lunes, diciembre 11, 2023

Destacan que el consumo de carne creció en julio

El consumo de carne vacuna continuó en alza durante julio, previo al salto de precios que se evidenció desde los últimos días del mes pasado.

Así, de la mano de un marcado incremento de la producción, quedó cerca de los datos de 2019, último pico alcanzado. De todas formas, se estima que el salto en el valor de los distintos cortes puede impactar en los datos de agosto.

De acuerdo a la información difundida por la Cámara de la Industria y Comercio de la Carne (CICCRA), en los primeros siete meses del año la industria frigorífica produjo un 11,1% más que en el mismo período de 2022. “El crecimiento de la faena fue producto de la fuerte sequía que afectó a las principales zonas productivas del país”, señalaron desde la entidad. En tanto, el estudio detalló que las exportaciones crecieron un 4,7%.

“Con estos guarismos, el consumo aparente de carne vacuna en nuestro país habría totalizado 1,410 millones de toneladas de res con hueso, volumen que se habría ubicado 12,7% por encima del registrado en enero-julio de 2022”, explicaron desde CICCRA.

“Esto es lo que provocó que la carne vacuna registrara incrementos de precios inferiores a los del nivel general en el último año y, por lo tanto, que el consumo per cápita de carne vacuna se recuperara, si bien todavía no logró superar el nivel que existía en igual período de 2019”, detalló.

Así, en julio el consumo aparente de carne vacuna llegó a los 52 kilos por habitante al año, un 8,5% por encima del promedio registrado en julio del año pasado (más de 4,1 kg/hab/año). Quedó un 0,2% por debajo del dato de 2019, último pico, pero se ubicó por encima del promedio de 2020 (fue 50,9 kg/hab/año), de 2021 (48,7 kg/hab/año) y de 2022 (47,9 kg/hab/año).

Los datos de consumo de julio se dieron en un contexto en el que los precios de la carne vacuna volvieron a crecer por debajo del índice general de inflación. Por caso, el IPC en el GBA presentó una variación mensual de 6,2%, mientras que los alimentos treparon 5,2% y las “carnes y derivados” subieron 3,1%.

En el acumulado interanual, se sostuvo la brecha: la inflación general fue de 114,6% para el GBA, mientras que los alimentos subieron 117,8% y las carnes y derivados, 87,2%.

“El incremento de la oferta de carne vacuna forzada por la fuerte sequía que afectó al país en el último año se tradujo en una caída real del precio de la carne vacuna en el mercado interno, proceso en el cual también colaboró la fuerte contracción de los valores pagados en los mercados internacionales. Y esto fue lo que permitió que el consumo aparente de carne vacuna se recuperara en los últimos doce meses”, explicaron desde CICCRA.

Artículos relacionados

Más Información