martes, octubre 4, 2022

Destacan que la ley de oratoria en las escuelas aportará “capacidad de liderazgo en los estudiantes”

La Legislatura Provincial sancionó la Ley que incorpora el Taller de Oratoria al Diseño Curricular del sistema educativo público de gestión estatal y privada, en los niveles primario y secundario que dependan del Consejo General de Educación y del Ministerio de Cultura, Ciencia y Tecnología.

La ley de oratoria en el aula fue impulsada por la Diputada Provincial mandato cumplido María Inés Rebollo, junto al Diputado Provincial en ejercicio, Martín Cesino; la ley permitirá que los procesos de alfabetización sucedan de la mano con la formación en oratoria.

La propuesta legislativa “tiene como objetivo el desarrollo de procesos comunicacionales a través del conocimiento y evolución de las habilidades de liderazgo”, destacó María Inés Rebollo y explicó que “la oratoria es el arte de hablar con elocuencia, de deleitar, persuadir por medio de la palabra; siendo utilizado como herramienta fundamental para el desarrollo de la autoconfianza, superación, empoderamiento, autoconocimiento y transformación personal a través de la comunicación.

Cabe señalar que con este tipo de innovadoras herramientas educativas y formativas, los estudiantes no solo alcanzarán los objetivos académicos sino que, además, fortalecerán su autoestima y se prepararán para afrontar de manera eficiente posibles situaciones futuras.

Respecto de su puesta en marcha, la exdiputada explicó que “su aplicación se prevé de manera transversal en los espacios educativos. El aula es el escenario esencial para su desarrollo. Y creemos que la Ley de Oratoria contribuirá a desarrollar la capacidad de liderazgo en los chicos”.

“Esta ley ayudará a los estudiantes a potenciar su autoestima y a tener más confianza en ellos mismos. Además, creemos que estos talleres se van a constituir en un pilar para la detección y formación de líderes desde la escuela primaria’’, destacó Rebollo.

Misiones pionera en educación emocional

La exdiputada Rebollo, autora del proyecto y presidenta de la Fundación Emocionar, también fue la impulsora del la Ley de Educación Emocional aprobada el 16 de agosto de 2018 es una propuesta innovadora que contempla a la vida afectiva y social desde una mirada integral de las personas.

Sobre la implementación de esta Ley, Rebollo consideró que “desde la sanción en adelante se conformó un proyecto educativo que nuclea escuelas de diferentes puntos de la provincia que llevan adelante la educación socioemocional de manera transversal. Dicho proyecto se llama Redes Socioemocionales, hacia una pedagogía del afecto. La red continua ampliándose, y en paralelo a ello se avanzó en capacitaciones permanentes a cargo de la Mgter. Karen Baukloh quien me acompaña en esta propuesta desde el inicio. Las capacitaciones abarcan un amplio espectro de temas pedagógicos y académicos; como reflexiones sobre la práctica docente, el lugar del juego como recurso pedagógico, la investigación educativa, el trabajo con estudiantes, entre otros.”

Respecto de la relación entre la Ley de educación emocional y la recientemente sancionada ley de Oratoria, María Inés Rebollo explicó que “siempre que nos comunicamos están presentes las emociones. La dimensión emocional es inherente a lo humano tal como la comunicación, ambos conceptos se entraman y requieren del aprendizaje de habilidades sociales para una sana convivencia y el desarrollo pleno del sujeto. Por ejemplo, cómo lograr la sintonía afectiva de lo que quiero comunicar, aprender a tramitar temores que surgen ante situaciones que requieren la exposición en público, el establecimiento de una conversación adecuada amable, eficaz y elocuente” concluyó.

Misiones es referente a nivel nacional en educación disruptiva, emocional y ahora en formación en el arte de hablar. En este sentido Rebollo destacó “además de los proyectos mencionados que ya están en las escuelas de manera transversal, generamos contenidos que aportan a la formación docente y a la población en general”.

Artículos relacionados

Más Información