Gerardo Díaz Beltrán: “Misiones creció y ahora tiene que desarrollarse”

El titular de la Confederación Económica de Misiones (CEM) realizó un extenso balance sobre la realidad económica nacional y provincial. Repasó las propuestas elevadas para morigerar los inconvenientes que genera la asimetría fronteriza y lamentó la falta de respuestas de parte del Estado central.

La charla de Revista Códigos con Gerardo Díaz Beltrán fue deviniendo en numerosa cantidad de aspectos económicos, ligados a las actividades productivas que le competen a su entidad, pero también a las cuestiones impositivas y recaudatorias que a todos afectan.

El primer tramo transitó sobre la visión que tiene acerca del cambio de Gobierno a nivel nacional, y el arribo del PRO a la primera magistratura. “Ningún gobierno tiene todo malo -aclara respecto a la década transcurrida-, porque más allá de las coincidencias o no siempre hay cosas para rescatar”, pero no duda en reconocer que “considerábamos que era necesario un cambio de política con respecto a las economías regionales y a las reformas impositivas y financieras”.

“En este gobierno -continuó-, si bien las primeras modificaciones en el sector del agro dinamizaron la actividad, hoy la inflación, el ajuste en el déficit fiscal y la actual recesión nos exponen a un parate nacional en general y para Misiones en particular”.

“Dujovne mostró un desconocimiento profundo de nuestra situación”

En cuanto a la realidad local, Díaz Beltrán cuenta que tenía expectativas de instalar a Misiones como la provincia más indicada para llevar un plan piloto para la profunda reforma impositiva que tendría en mente la Nación. Elevaron como Confederación un documento al ministro Rogelio Frigerio donde se explicaban detalladamente las particularidades de nuestro territorio para ese fin, pero el balance, hasta el momento, no fue positivo.

“En su reciente visita a nuestra provincia, el ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, minimizó la situación real de Misiones -apuntó Díaz Beltrán-, y eso me preocupa. Dijo que las asimetrías son temporarias, que van y vienen, y mostró así un desconocimiento profundo de nuestra situación”.

“La complejidad del sistema productivo está a la vista”, sentenció, para dar paso a un análisis más detallado. “El sector maderero por ejemplo está pasando un momento muy difícil, por falta de ventas y de competitividad, y el acortamiento de márgenes por los cambios de tarifas; y eso pasa en el resto de las nuestras actividades. La distancia de los grandes centros de provisión de insumos y de venta, el amesetamiento de la facturación y el  aplastamiento de los márgenes, hace que la situación de las empresas en general sea mala”, subrayó.

Además, recalcó el problema que representa para Misiones contar con una sola fuente de energía, la eléctrica, que fue incrementado su valor y elevando sensiblemente el costo de la producción, y agregó a ese preocupante panorama los sobrecostos por flete y logística, los impuestos locales y las asimetrías de frontera.

“Como CAME, ya tuvimos una reunión con el titular de AFIP, Alberto Abad, y también hemos charlado con el ministro del Interior Rogelio Frigerio para explicar nuestra situación, que él ya conoce desde hace varios años, pero hasta el momento no pudimos avanzar”, agregó.

En ese contexto también se sumó al planteo de que Nación revea el tema de la Coparticipación Federal, ítem en el que Misiones fue perdiendo importantes recursos. “Recibimos en términos reales mucho menos de lo que nos corresponde. Formosa por ejemplo tiene menos habitantes y menos actividad económica que nosotros y recibe más recursos”.

El último tramo de la charla sobre estos aspectos impositivos estuvo referido a los Ingresos Brutos. Consideró que ese concepto es “retrógrado y distorsivo” pero reconoció que para la provincia es “necesario e indispensable”, porque esa recaudación propia “es la que permite generar las políticas que se llevan adelante”.

También se manifestó en contra del gravamen sobre exportaciones o el “pago a cuenta” e instó a rever esas cargas.

“Volver a endeudarse para gastos corrientes es complicado”

Se volvió a expresar más tarde sobre la macroeconomía al analizar la colocación de un Bono a 100 años, operatoria que estuvo a cargo del Ministerio de Finanzas y desató un vendaval de críticas de parte de todo el arco político opositor.

“Por lo que se ve, la tasa -alrededor del 8 % anual- no es la mejor, pero no se puede pretender mucho menos porque Argentina no termina de ser todo lo creíble que debe. Falta convencer al sistema financiero internacional para que cambie nuestro estatus de mercado -manifestó Díaz Beltrán-, pero volver a endeudarse para gastos corrientes es un tema complicado. No soy economista, no tengo la solución, pero veo que estamos en una huella de la que es difícil salir”.

En ese aspecto destacó el desarrollo de la economía provincial, al señalar que “sin dudas nos parece excelente que no estemos endeudados como otras provincias. Vemos un gobierno provincial fuerte, sólido, pero la economía es dinámica y así como reconocemos que la estructura impositiva de la provincia ha dado buenos resultados, nos parece que hoy estamos en una etapa en la que podemos readecuarnos sin resignar recaudación, sino en las metodologías”.

Convocó Díaz Beltrán finalmente a asumir que “estamos frente a un desafío grande que tenemos y vamos a acompañar: industrializar la provincia”, pero que el mismo “no se puede hacer solo con buenas intenciones. Tiene que haber un plan de la Nación definido y un acompañamiento de la provincia, para poder así generar puestos de trabajo reales, y pegar un salto cualitativo. Misiones creció, y ahora tiene que desarrollarse”.

“Misiones, escenario apropiado para una gran reforma tributaria”

La afirmación fue realizada por el titular de la CEM en el documento elevado al Ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el pasado mes de mayo. Allí, se pide implementar en Misiones un plan piloto que “incluya una reforma impositiva, financiera, corrimiento de frontera y readecuación de la coparticipación para la provincia, dada la situación “desigual, injusta e inequitativa que viene sufriendo desde hace muchos años”.

Citó en ese sentido “la lejanía que tenemos con los grandes centros de producción y consumo, la falta de acceso a la red de gas natural, hidrovía y ferrocarril; y las asimetrías de frontera”, y asegura que el pedido es factible porque “Misiones comparte menos del 10% de su frontera con el territorio argentino, lo que la vuelve controlable desde el punto de vista impositivo; que esta medida representaría un bajo costo fiscal para la Nación, que representamos en una escala mínima la mayoría de las actividades que se registran en el país; y que -entre otros puntos- Posadas es la única Capital de provincia que limita y está conectada con un puente con otro país”.

 

Artículos relacionados

Más Información