Dólar 2022: cuál es el pronóstico de los economistas

La cotización del dólar es una de las principales preocupaciones del Gobierno y de los argentinos antes del comienzo del nuevo año. Mientras el oficialismo asegura que no habrá un salto cambiario abrupto y proyecta que el tipo de cambio mayorista valdrá $131,10 a fin de 2022, las estimaciones privadas ascienden a $161.

Desde el arranque de diciembre, el peso empezó a acelerar su ritmo de devaluación. El mayorista, de hecho, terminará el año por encima de la proyección oficial de Martín Guzmán en el Presupuesto, que hablaba de $102,40.

A poco de conversar un nuevo año, hay tres incógnitas que reinan en el mercado cambiario:

El ritmo que tendrá la depreciación del peso.

La capacidad del Gobierno de resistir la presión y administrar la devaluación para evitar un salto brusco.

El esquema cambiario que pida el FMI al momento de cerrar el acuerdo.

Cuatro economistas expresaron qué esperan que suceda con esos tres ejes durante los próximos 12 meses.

El dólar oficial subirá a mayor ritmo en 2022

Los economistas coinciden en que la suba mensual del dólar oficial en 2022 estará más cerca de la evolución de la inflación. En ese sentido, indican que en el año que termina se acumuló un “atraso” en el tipo de cambio oficial. En los paralelos, las expectativas serán la clave.

Si bien el valor todavía es competitivo en relación con monedas de la región, los expertos marcan que el Gobierno tendrá que recuperar terreno el año que viene. “No está muy atrasado ni en niveles tan bajos, sí hubo una caída importante de nuestra competitividad externa de nuestros productos en el exterior debido a que el oficial todos los meses trepaba dos puntos por debajo de la inflación”, apuntó Joaquín Waldman, economista de Cedes.

Y añadió: “Creemos que va a haber un acuerdo con el FMI que exigirá algún cambio en la administración del tipo de cambio por parte del BCRA. No le permitiría mantener el ritmo de apreciación real actual y por eso se está modificando. En algún momento del verano podría haber una suba un poco más importante, sin que sea un salto de 30% o 40% Así fue como se resolvieron en el pasado algunas de las apreciaciones aceleradas que hubo del tipo de cambio real”.

“El atraso cambiario del 20% experimentado este año fue compensado por la suba de los precios de los commodities. Ahora bien, ya alcanzado un piso razonable de tipo de cambio real y en un contexto de normalización de las cotizaciones de las materias primas exportables, no habría mucho margen para seguir atrasando el tipo de cambio”, sostuvo Matías De Luca, economistas de LCG.

A su turno, Lorena Giorgio, economista jefe de Equilibra, coincidió en que, como mínimo, la devaluación de 2022 acompañará a la inflación. Sin embargo, no descartó totalmente la posibilidad de un salto abrupto. “No se descarta un salto discreto similar al de enero 2014, aunque el Gobierno utilizará todos sus recursos para evitar un ajuste en forma de shock brusco. En concreto, esperamos un avance del tipo de cambio oficial en torno al 20% en el primer trimestre del año próximo”, calculó.

Fuente: TN

Artículos relacionados

Más Información