EEUU cree que es inevitable la aplicación de una tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus

El principal epidemiólogo del Gobierno de Estados Unidos, Anthony Fauci, consideró este jueves “inevitable” que se administre una tercera dosis de las vacunas contra el COVID-19 en el futuro, aunque no quiso precisar cuándo.

Así lo señaló en la rueda de prensa del equipo de respuesta contra el COVID-19 de la Casa Blanca, en la que subrayó que eso es algo que va a producirse “tarde o temprano”. Entretanto, las autoridades sanitarias de EEUU evalúan la situación a diario y siguen los estudios nacionales e internacionales para tomar eventualmente una decisión al respecto.

”No creemos que los mayores y los no mayores que no sean inmunodeficientes necesiten una vacuna (extra) ahora mismo”, aclaró aFauci.

El responsable sanitario recordó que este es un proceso dinámico y que todos datos deben ser examinados para adoptar una resolución, aunque destacó que el Gobierno se está preparando ante la eventualidad de administrar una dosis de refuerzo.

”Si los datos nos demuestran que hay que hacerlo, estaremos muy preparados para hacerlo rápidamente”, subrayó Fauci.

Se espera que la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA, en inglés) dé luz verde en breve a una tercera dosis para los inmunodeprimidos, como personas que hayan tenido un trasplante de órganos o pacientes de cáncer.

No obstante, la directora de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), Rochelle Walensky, indicó en esa misma rueda de prensa que “es una población muy pequeña, se estima que es el 3% de los adultos”.

Sobre este tema, Walensky apuntó que tras la decisión de la FDA un comité de científicos de los CDC se reunirá el viernes para analizar la medida y emitir recomendaciones.

Estados Unidos vive una nueva ola de la pandemia por la expansión de la variante delta del coronavirus, que avanza sin freno y está detrás de casi todos los nuevos casos, por lo que el Gobierno no descarta administrar una tercera dosis de la vacuna.

Esto contradice la postura de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha pedido una moratoria global a una tercera dosis de la vacuna, porque considera que si los países comienzan a administrarla no ayudaría al reparto global de sueros contra la COVID.

Fuente: Infobae

Artículos relacionados

Más Información