El BCRA gastó más de u$s2.000 M y el dólar subió cuatro centavos en marzo

A fuerza de intervenciones, el dólar subió 3,9 centavos en marzo. Fue el peor mes de presión cambiaria en la era Sturzenegger: desacelerar la escalada de la moneda estadounidense le costó al Banco Central u$s2.040,4 millones, en lo que fue la mayor venta de divisas desde octubre de 2015, previo a que Mauricio Macri derrotara a Daniel Scioli en segunda vuelta y se convirtiera en presidente.

Ayer la autoridad monetaria vendió u$s115,7 millones y consiguió que el dólar cayera 2 centavos en la plaza mayorista, a $20,15, y que perdiera 4 centavos en las pizarras de los bancos, a un promedio de 20,44 pesos.

La participación del BCRA en el mercado fue clave para lograr que el tipo de cambio registrara en marzo su menor suba en cuatro meses, en medio de una mayor demanda de empresas e inversores ante la expectativa de que las tasas sólo pueden bajar -ya que por lo visto hasta ahora el Central no tiene margen político para endurecer más su política monetaria- y que el dólar sólo puede subir.

En febrero, el dólar había subido un 2,3%, mientras que en enero y diciembre trepó 5,3% y 7,2%, respectivamente.

“Acá lo que hubo fue cambio de política monetaria a partir de mediados de diciembre de 2017, cuando el Banco Central comenzó a bajar las tasas, y eso hizo que el tipo de cambio se dispare”, señaló el analista financiero Christian Buteler.

“Lo preocupante es que el BCRA haya tenido que vender tanto en marzo, y de forma constante, y que así y todo el dólar haya subido 4 centavos”, agregó.

El martes, en su comunicado de política monetaria, el Central defendió sus intervenciones en el mercado cambiario y dejó entrever que lo continuará haciendo con el objetivo de mantenerlo a raya en los próximos meses.

“Entendemos que el billete ha establecido para las próximas semanas un nuevo piso en la zona de $20 y un techo que insistimos debería estar no lejos de la zona actual. En un escenario, en tanto, en el que esperamos el BCRA se mantenga interviniendo”, señalaron desde Portfolio Personal.

La autoridad monetaria también indicó que está lista para actuar en caso de que la inflación no se desacelere, en una clara señal hacia un mercado que considera que la entidad que preside Federico Sturzenegger ya no tiene libertad para volver a subir las tasas.

Por lo pronto, las palabras del BCRA no lograron desalentar la demanda de dólares ayer, que continuó cobrando fuerza ante la convicción de que la entidad seguirá vendiendo barato con el fin de mantener el tipo de cambio en los niveles actuales.

El volumen operado ayer en la plaza cambiaria alcanzó los u$s957 millones, un 9% más que el martes.

Las tasas de las Lebac en el mercado secundario, por su parte, se mantuvieron en línea con la última licitación.

 

 

Artículos relacionados

Más Información