sábado, diciembre 4, 2021

El sector textil cerrará el año en Argentina con un crecimiento en el nivel de producción

Producto de la fuerte reactivación experimentada, la industria textil podría alcanzar este año el récord de inversiones en el sector, ya que lleva USD155 millones en los primeros diez meses pero está en condiciones de igualar los USD211 millones del 2011. 

Así lo expresó el secretario de la Fundación Pro Tejer, Luciano Galfione, al término del encuentro con la prensa durante la presentación de la nueva convención textil, que se lleva adelante en Pilar. “Seguro estaremos en los 200 millones de dólares en bienes de capital, pero podemos llegar al récord del 2011, perfectamente”, aseguró, ya que las inversiones este año se encuentran 12% por encima del primer trimestre de 2019.

“Durante el gobierno anterior, se perdieron 25.000 puestos de trabajo registrados”, dijo Galfione, quien lamenta la combinación de “recesión y destrucción de empleo con pandemia que terminó por castigarnos”.

“Hoy en la Argentina los textiles estamos creciendo por las políticas y las correctas decisiones”, afirmó el presidente de la Fundación, Yeal Kim, al presentar el informe a la prensa en un encuentro previo a la jornada Pro Textil 2021. Kim comparó el desarrollo de la industria textil en Corea del Sur que se dio entre las décadas de los 50 y 90, y consideró que la Argentina tiene “un potencial muy fuerte” para desarrollar el sector, pero que debería crecer en la escala de producción y avanzar en el valor agregado en la producción.

Por su parte la economista jefa de la Fundación, Priscila Makari, señaló que, en el período que fue entre 2016 y 2019, la cadena textil atravesó una crisis debido a la apertura comercial, el desaliento a la producción, la rentabilidad financiera de corto plazo y la pérdida de poder adquisitivo que derivó en una crisis industrial y social.

Más empleo

El tesorero y presidente de la Cámara del Sweater, Pedro Bergaglio, expresó que “en el último año hubo una creación neta de 2.500 puestos de trabajo en la industria textil y una pérdida de 4.800 puestos en el sector de la indumentaria”.

Galfione fue gráfico: “Todos los empresarios presentes acá, estamos tomando personal; va a bajar la desocupación en el sector y hay que gente que no se terminó de reincorporar por la pandemia”.

En esta dirección, Bergaglio calificó a la administración del comercio exterior como “importante” ya que el modelo de “sustitución de importaciones trae inversiones”.

 En ese contexto, aseguró que este año “hay signos positivos de recuperación y a futuro”, dado que “la economía viene recuperándose trimestre a trimestre, siendo la inversión el componente que más creció”.

De todos modos, el consumo privado está siete puntos por debajo del nivel de 2019, por lo que el sector espera medidas con esa orientación para generar empleo genuino y lograr una mejora en el poder adquisitivo.

(Fuente: Be Negocios)

Artículos relacionados

Más Información