sábado, diciembre 4, 2021

El Servicio de Extensión Yerbatero cumplió un año de trabajo junto a los pequeños productores

En noviembre de 2020 se conformó el equipo técnico, con profesionales que recorren las chacras de la cuenca yerbatera de Misiones y Corrientes.

Con un balance más que positivo el Servicio de Extensión Yerbatero del INYM cumplió este mes de noviembre un año de trabajo constante junto a los productores yerbateros, especialmente aquellos que cultivan pequeñas extensiones de yerba mate.

“Por primera vez en la historia del INYM contamos con un equipo de profesionales que se dedican exclusivamente a trabajar con los productores, en las chacras. Quiero destacar la tarea de los técnicos porque nos permiten estar cerca de los productores para satisfacer sus demandas de asistencia técnica, capacitación y provisión de insumos”, señaló el presidente del INYM, Juan José Szychowski.

El servicio técnico es integral, ya que no solamente abarca los temas vinculados a la fertilidad del suelo y a la mejora de las cosechas, sino que también brinda asistencia para la gestión de los programas de apoyo que instrumenta el INYM, y otras necesidades que demanden los productores.

Durante estos doce meses se creó un vínculo directo con más de 500 productores, con el objetivo primordial de contribuir a mejorar su capacidad productiva y su calidad de vida.

“Todo el extensionismo se hace trabajando en grupo. Cada técnico está con 50 o 60 pequeños yerbateros, y se reúnen en jornadas de capacitación, donde comparten las prácticas que vienen realizando”, subrayó Nelson Dalcolmo, director por la Producción en el INYM, para luego destacar que el Servicio de Extensión promueve el intercambio de información y experiencias entre los productores, aportando datos que permiten mejorar las labores en cada yerbal.

Capacitación y trabajo en las chacras

Además de las visitas a las chacras, los técnicos del INYM organizan jornadas de capacitación a productores y estudiantes en forma conjunta con los profesionales de otras instituciones como el Ministerio del Agro y la Producción de Misiones, el INTA, la Universidad del Alto Uruguay, la Escuela de la Familia Agrícola, Universidad Nacional de Misiones, el Instituto de Educación Agropecuaria y las cooperativas.

Desde noviembre de 2020 a la fecha se realizaron 170 jornadas de capacitación, con la asistencia de 2.852 productores. También se sistematizaron 14.313 metros lineales de caminos vecinales e internos con lomos y pozos de decantación para el agua de lluvia; además de 246 hectáreas de suelo con curvas de nivel y formación de terrazas en yerbales de pequeña extensión.

Cómo mejorar el corte de la planta de yerba mate y la sistematización de suelos y caminos para evitar la erosión y retener el agua de lluvia, son los temas más requeridos y compartidos entre los técnicos y productores. Al mismo tiempo que se atienden estas demandas, desde el Servicio de Extensión Yerbatero se llega a los productores con insumos como plantines, fertilizantes y semillas de cubiertas verdes. Otro tema importante es el análisis de suelo, ya que se han tomado muestras prácticamente en todas las zonas donde se cultiva yerba mate.

Manejo sustentable

El manejo y monitoreo de plagas y enfermedades y la presencia de árboles nativos en la plantación de yerba mate, también son parte de la agenda. “En todo sistema debe haber un equilibrio, químico, físico, microbiano por debajo del suelo y por encima también, para mantener la producción en el tiempo”, sintetizó el ingeniero agrónomo Matías Bazila, jefe del Servicio de Extensión Yerbatero. Recordó que la yerba mate es una planta originaria de esta zona del país y que “si en el yerbal tenemos otras plantas nativas, lo que vamos a ir logrando es restablecer el ambiente natural, con efectos como la disminución de productos químicos, la presencia de aves e insectos que controlan plagas y la mitigación de lluvias y vientos intensos, y de las altas temperaturas en verano”.

La puesta en marcha del Servicio de Extensión Yerbatero del INYM se enmarcó en los lineamientos del Plan Estratégico para el Sector Yerbatero 2013 – 2028 que entre otros objetivos – se propone aumentar la productividad de los yerbales de los pequeños y medianos productores en forma sustentable a través de la implementación de buenas prácticas de manejo y tecnologías apropiadas, mediante asistencia técnica, financiera y capacitación.

Artículos relacionados

Más Información