sábado, diciembre 4, 2021

Empezó el primer ensayo de una vacuna para prevenir el cáncer de mama

La vacuna se dirige a la forma más letal y agresiva de la enfermedad, el cáncer de mama triple negativo, que tiene una tasa de mortalidad desproporcionadamente alta a pesar de que representa del 12 al 15 por ciento de los casos.

Investigadores de la Clínica Cleveland de EE.UU., están al frente de este ensayo de Fase I que está diseñado para determinar la dosis máxima tolerada de la vacuna en pacientes con cáncer de mama triple negativo en etapa temprana y para caracterizar y optimizar la respuesta inmune del cuerpo. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos aprobó recientemente una solicitud de nuevo medicamento en investigación para la vacuna, que permitió a Cleveland Clinic y su socio Anixa Biosciences, Inc. comenzar el estudio.

“El cáncer de mama tiene un nombre único, pero son muchas enfermedades a la vez. Podemos hablar de tres grandes subtipos y a su vez dentro de estos, muchas enfermedades diferentes”, afirmó a Con Bienestar la médica especialista en oncología clínica, Victoria Costanzo (M.N. 107.692).

El más frecuente es el cáncer de mama que se conoce como hormono-dependiente, aquellos tumores que expresan receptores de estrógeno y/o progesterona; le siguen aquellos que expresan la proteína llamada HER2, y el tercer subtipo es el triple negativo.

Cuál sería el aporte de una vacuna

“Tenemos la esperanza de que esta investigación conduzca a ensayos más avanzados para determinar la efectividad de la vacuna contra este tipo altamente agresivo de cáncer de mama”, dijo Thomas Budd, del Instituto de Cáncer Taussig de la Clínica Cleveland e investigador principal del estudio. “A largo plazo, esperamos que pueda ser una verdadera vacuna preventiva que se administre a mujeres sanas para evitar que desarrollen cáncer de mama triple negativo, la forma de cáncer de mama para la que tenemos los tratamientos menos efectivos”.

La nueva vacuna se dirige a una proteína de lactancia llamada α-lactoalbúmina, que ya no se encuentra en las mujeres después de los años fértiles, pero que aparece en muchos casos de cáncer de mama triple negativo. “¿Por qué estos tumores expresan estas proteínas? No sabemos. Cometen un error”, aseguran los investigadores.

El estudio se basa en una investigación preclínica dirigida por el inmunólogo Vincent Tuohy, que mostró que la activación del sistema inmunológico contra la proteína α-lactalbúmina era segura y efectiva para prevenir tumores de mama en ratones.

“Otras vacunas contra el cáncer de mama se encuentran actualmente en ensayos clínicos, pero esta es única porque puede prevenir el cáncer por completo, en lugar de tratar tumores que ya se han desarrollado”, asegura el experto.

Cómo serán las pruebas de la vacuna

El nuevo estudio es financiado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos. El estudio incluirá de 18 a 24 pacientes que tuvieron cáncer de mama triple negativo en etapa temprana en los últimos tres años. Estas pacientes están actualmente libres de cáncer, pero tienen un alto riesgo de volver a desarrollar el cáncer de mama.

Cada una de los participantes recibirá tres dosis, cada dosis con dos semanas de diferencia y serán monitoreadas para detectar efectos secundarios y respuesta inmune. La Clínica Cleveland espera que el estudio concluya en septiembre de 2022. Si los ensayos tienen éxito, Tuohy confía en que las personas puedan recibir la vacuna como parte de su atención preventiva normal.

Fuente: TN

Artículos relacionados

Más Información