Escasez de salames por falta de insumos 

Desde la Cámara Argentina de la Industria de Chacinados y Afines (Caicha) advirtieron sobre este problema.

¿Qué puede pasar con el sector de los chacinados? El panorama se ve complicado para las próximas semanas, como lo advirtió Martín de Gyldenfeldt, gerente de la Cámara Argentina de la Industria de Chacinados y Afines. 

 “Nosotros utilizamos insumos para la elaboración, que son importados porque no se fabrican en la Argentina y son insustituibles. Son más de 25”, señaló, con evidente preocupación ante las restricciones a las importaciones dispuestas semanas atrás por el Banco Central.

Los insumos “críticos” empleados en la elaboración y durabilidad de los productos son tripas para embutir salames y salchichas, aditivos, conservantes, clips para cerrar salames y jamones.

“La situación es complicada y los stocks se están agotando. Por otro lado, el cepo a las importaciones nos restringe a nosotros de cortes de cerdo que son importantes también”, agregó y anticipó que esto podría ocasionar que se detengan algunas líneas de producción.

Entre los cortes que se importan, especificó que son “la pulpa de jamón, de paleta, bondiola, tocino y panceta”.

Artículos relacionados

Más Información