Expectativa en el mundo por la caída de la estación espacial china

Desde hace un año y medio, la estación espacial china Tiangong-1 está dando vueltas por el espacio a una velocidad de 27 mil km/h. Se espera que ingrese en la atmósfera de nuestro planeta entre el sábado y el domingo y se desintegre sin causar daños.

Si bien se viene hablando de la caída de la estación espacial china Tiangong-1 desde hace varias semanas,  las últimas estimaciones de la Oficina de Residuos Espaciales de la Agencia Espacial Europea (ESA) y de Aerospace Corporation indican que ingresará a nuestra atmósfera entre sábado y domingo; aunque algunos especialistas plantean que podría ser el lunes.

A pesar de ciertos resquemores, los científicos aseguran que no habrá riesgos para la población, ya que la mayor parte de la estación se desintegrará al entrar a la atmósfera; e incluso las autoridades chinas señalaron que será un verdadero “espectáculo de bolas de fuego”.

Este Palacio Celeste, según su traducción del mandarín, tiene un peso de 8,5 toneladas, incluyendo el combustible. La estructura diseñada por China presenta una forma de letra “T” mayúscula y el cuerpo principal, compuesto de dos cilindros, tiene una longitud de 10,4 metros.

De acuerdo a lo estimado, en su ingreso a la atmósfera, la fricción con el aire desprenderá los paneles solares de Tiangong-1.  En segundos, y producto de las altas temperaturas, se calentará hasta desintegrar por completo sus principales componentes.; aunque las piezas que logren sobrevivir y alcancen la superficie terrestre caerán en un área de más de 100.000 kilómetros cuadrados, según The Aerospace Corporation.

Como este módulo sigue dando vueltas sobre nuestras cabezas cada noventa minutos (lo que representa unas 20 vueltas por día), es difícil determinar el lugar exacto sobre el que va a impactar.

Artículos relacionados

Más Información