sábado, septiembre 25, 2021

Familia, pareja y convivencia: consejos para no pedir el divorcio después de la cuarentena

Por estos días el mundo está dado vuelta y los enamorados, como también las familias, enfrentan un desafío: estar a solas por un largo tiempo, sin escondite alguno y sin que las discusiones afloren. Muchos piden a gritos una guía de supervivencia matrimonial para esta coyuntura.

Antes del aislamiento, todos tenían un horario más o menos establecido. Desayunaban con su pareja y luego salían para el trabajo o realizaban diversas actividades independientemente. Con la cuarentena deben hacer eso bajo la mirada del otro u otros. Compartir un mismo espacio todo el día aumenta las discusiones y las diferencias.

Códigos habló con la psicóloga María del Valle Bertoncini y pidió recomendaciones para manejar del mejor modo posible la convivencia en el hogar.

“Cada persona vive una realidad diferente a la de otras y para tener una buena relación en este contexto hay que tratar de reestructurar la rutina diaria. Este aislamiento nos rompió la estructura cotidiana”, explicó.

La profesional aseguró que el problema está en la sensación que “nos genera” la prohibición de hacer algo que estábamos acostumbrados a llevar a cabo. “No salimos de nuestras casas porque hay una norma que lo impide. No pasa lo mismo cuando uno decide no salir”, relató.

“En estos momentos hay que transmitir a nuestros seres queridos lo importante que es el esfuerzo de quedarse en casa. Se debe tener presente que esto es algo transitorio y no alterarnos, porque ello nos puede llevar a la frustración”, alertó.

“Debemos ser considerados con nosotros mismo, sin juzgarnos y entender que todos hacemos lo que podemos y lo que nos sale, para cumplir con todas las medidas de prevención ante la pandemia”, expresó.

Bertoncini hizo particular hincapié en reconocer las emociones cuando aparezcan, y “así poder analizarlas para tener respuestas asertivas. Conocer nuestros sentimientos nos empodera y contribuye a controlar el estado emocional, evitando cualquier tipo de desborde”, señaló.

El enojo y lo importante de la pausa

“Cuando nos damos cuenta que estamos por enojanar, recomendamos hacer una pausa. Puede servir decirle a la persona, ‘en este momento estoy disgustado, vamos a hablar en un ratito’ y tomarse unos minutos para respirar profundo y poner la música que nos guste. Esto nos dará el poder de ponernos en el lugar del otro y así resolver esa situación. Es un ejercicio que todos podemos aprender”, recomendó.

Ansiedad y cómo superarla

En este sentido, dijo que este estado se encuentra asociado a la preocupación por lo que va a ocurrir y pasar. “Puede ser que esto aumente en el contexto actual. Lo que podemos hacer es actividad física como yoga, leer un libro, pintar, dibujar, entre otras cosas. Aunque remarcó que la principal ayuda para salir de esta situación es hablar con una persona de confianza sobre lo que nos pasa”, indicó.

Artículos relacionados

Más Información