Fernández y Georgieva se reunieron a solas en Roma para seguir negociando por la deuda

El encuentro, que se prolongó por más de una hora y media, concluyó a las 18.55 hora local (las 13.55 de la Argentina) y La reunión se llevó a cabo en la embajada argentina en el centro de la ciudad italiana.

El presidente Alberto Fernández mantuvo una reunión con la titular del Fondo Monetario internacional (FMI) Kristalina Georgieva, informaron fuentes oficiales.

El encuentro, que se prolongó por más de una hora y media, concluyó a las 18.55 hora local (las 13.55 de la Argentina) y La reunión se llevó a cabo en la embajada argentina en Roma, en el centro de la ciudad.

Por parte de la Argentina participan también el ministro de Economía, Martín Guzmán; y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz.

El objetivo del gobierno nacional es avanzar en la definición de un acuerdo que permita extender plazos para evitar pagar US$ 19.000 millones en 2022, y otros US$ 18.000 millones en 2023 y cerca de US$ 5.000 millones en 2024, según el programa del gobierno anterior.

Se trata del segundo encuentro en seis meses entre Fernández y Georgieva, y es de fundamental importancia para el objetivo de conseguir una reducción de la sobretasa que paga el país por haber recibido un préstamo que superó el porcentaje de participación que tiene la Argentina en el Fondo Monetario, y que representa cerca de mil millones de dólares adicionales por año.

En el Gobierno aseguran que el tema de la sobretasa en el G20 está bien encaminado y consideran que si el mundo desarrollado pide cambio climático y sostenibilidad, “todo eso cuesta” y por eso es necesario que, a cambio de los esfuerzos de los países para adecuarse, se bajen los costos del crédito.

Hasta el momento, las fuentes oficiales contabilizan un apoyo del 62% de los accionistas en el FMI, 13 puntos debajo de lo necesario para que se apruebe la reducción de la sobretasa desde el 3,05% al 1,05% que espera la gestión de Fernández.

En tanto, indicaron que está en discusión una tercera línea con los recursos del fondo denominado de resiliencia -cuyos fondeo podría provenir de los DEG que giraron a países que no los necesitan- para que haya más plazo y con un monto que sea lo más amplio posible, lo que se sumaría a los programas del Fondo de stand by y facilidades extendidas.

Más allá de los pedidos puntuales que se incluyen en la negociación, desde el Ejecutivo subrayan que está la intención de querer llegar a un acuerdo con el FMI, pero sin que implique reformas estructurales para la Argentina, algo que aclaran que el Presidente viene planteando desde el primer día en que comenzó la negociación para reestructurar la deuda a la titular del Fondo.

Artículos relacionados

Más Información