miércoles, noviembre 30, 2022

Héctor “Kiko” Llera: “El proyecto misionerista deja su sello en los barrios y en la gente”

Este joven cuadro de la Renovación es Subsecretario de Acción Social, un área crucial en tiempos de crisis. Junto a su equipo de trabajo debe atender las necesidades de los sectores socio-económicos más vulnerables, en una dinámica que incluye otras áreas de gobierno, intendentes y organizaciones sociales comprometidas con la misma temática.

“Acá atendemos todo, desde entregar un cajón para un fallecido hasta conseguir un pasaje, una cama, un colchón, la cuestión alimentaria y socio-económica, o tramitar algún beneficio social”, expresa “Kiko” Llera al inaugurar la charla con Revista Códigos.

Signado por la premisa del conductor del Frente Renovador, Carlos Rovira, asegura que su trabajo está en el territorio, con mucha presencia en el interior misionero. “Sabíamos que teníamos un año difícil, y Rovira nos pidió salir al interior y trabajar en los barrios, haciendo hincapié en los comedores, así que trabajamos con esa idea junto a los intendentes de cada localidad”.

Tras destacar que en cada oportunidad viajaban muñidos de programas sociales como “Ellas hacen” o “Argentina Trabaja”, Llera contó que además “hacíamos relevamientos y supervisábamos comedores, merenderos o escuelitas, y en esos contextos es donde surgen la mayoría de las demandas, no en las oficinas, tal cual nos advirtió el gobernador Hugo Passalacqua. Hay que estar cerca de la gente, ir al barrio y escuchar, y por eso -ejemplificó- cuando vamos a una casa porque falta un techo nos encontramos con un chico discapacitado que tiene que ir a un Hospital, y eso tenemos que resolverlo”.

En esa dirección, destacó el trabajo que vienen realizando con los comedores. “Los que dependen de nuestra cocina descentralizada son 60, y para eso tenemos 3 grandes concinas descentralizadas dotadas de nutricionistas, cocineros, personal de limpieza y seguridad, y en fletes para llevar la comida a cada barrio. Después hay 20 comedores descentralizados, a los que llevamos los insumos y ellos cocinan, y trabajamos también con unas 120 organizaciones sociales a las que asistimos con cajas con pollo, leche, víveres secos y frescos, pan, etc., para que cocinen en cada barrio”. Similar situación se da con los merenderos: “Tenemos alrededor de 120 en Posadas, y ahora empezamos a abrir algunos en el interior y escuelas rurales”.

Otro programa de asistencia al que le dedicó especial énfasis es el que atiende a la familia tarefera. “Fue una iniciativa del gobernador Hugo Passalacqua y el vice Oscar Herrera, junto al ministro Lisandro Benmaor, dada la situación de este sector y en función del reciente acuerdo establecido con el INYM, por el cual la zafra va a ser menor que el año anterior”.

“Necesitarán nuestra ayuda, así que con este programa recorremos los municipios -continuó- donde mayor cantidad de trabajadores de este tipo se registran y llevamos asistencia alimentaria, vemos la cuestión de la discapacidad y su vulnerabilidad, y vamos a trabajar en el blanqueo laboral para que puedan cobrar el subsidio”.

Señala que por suerte “el trabajo con el ministro de Desarrollo Social, Lisandro Benmaor, es excelente. Como jefe lo respeto y admiro, aprendí mucho en estos dos años y trabajar con él en los barrios me mostró que un médico tiene una recepción distinta en la gente. Además, su liderazgo está claro, sabe lo que quiere, y con lo que estamos haciendo vamos por buen camino”.

“La Renovación abre puertas a muchos jóvenes”

“Kiko” Llera reafirma que “hacemos política desde que nos levantamos”, y de cara al próximo tiempo electoral asegura que “a la Renovación la veo muy bien, porque tenemos un plus: estamos en contacto con la gente”.

Dijo además que “el proyecto ‘Misionerista’ deja su sello en los barrios y en la gente”, y que “la mayoría de los funcionarios venimos de la militancia y eso hace bien al proyecto político, y más en estas épocas del año, cerca de las elecciones, y el momento difícil del país y la provincia”, realzando la importancia que implica que “la gente venga a buscar un funcionario que escuche, porque a veces no tenemos la solución pero escuchar transmite tranquilidad”.

En ese perfil se inscribe su presente. Héctor Llera es uno de los dirigentes más jóvenes de la Renovación y entiende como tal el rol importante que su imprime su generación. “Creo que la Renovación también se está renovando y abre puertas a muchos jóvenes. Hay figuras nuevas y en estas elecciones no estaremos alejados de las anteriores, seguro habrá muchos jóvenes candidatos, como lo señala Carlos Rovira, cuando nos habla de la importancia de oxigenar a la misma Renovación”.

 

La cuna y el vuelo propio

Su apellido no es ajeno al mundo político. Su padre, Timoteo Llera, fue intendente de la ciudad de Puerto Iguazú, diputado provincial, funcionario e histórico dirigente del Partido Justicialista; y ese bagaje representa un peso positivo para Héctor. “Es cierto que también puede ser una ventaja -reconoce-, porque mi padre me abrió muchas puertas, pero también tiene sus desventajas porque hay que luchar para que no se hable del ‘hijo de’, y si bien es difícil competir contra eso, está en cada uno tomar el camino que cree que lo llevará a buen puerto”.

Contó que si bien su padre hoy está afuera de la política, “siempre hablamos, nos criticamos y discutimos”, y que con el tiempo aprendió que el método de la política es siempre el mismo: “El líder no se impone, la gente le da el protagonismo, y a pesar de que hoy hay muchas formas de llegar a la gente con las redes sociales, la forma de hacer política es teniendo contacto con la gente”.

Artículos relacionados

Más Información