Herrera Ahuad habilitó más de un centenar de nuevas conexiones de agua potable en Posadas

Este miércoles, el gobernador Oscar Herrera Ahuad supervisó la puesta en marcha de 122 conexiones domiciliarias a la nueva red de agua potable en el barrio Prosol. Durante la recorrida dialogó con los vecinos y entregó tanques de reserva que permitirán, a cada familia beneficiada, almacenar unos 600 litros. En el lugar, también destacó el avance de las obras de infraestructura vial en la zona.

Señaló Herrera Ahuad que ante los próximos meses de altas temperaturas la mejor política es asegurar la provisión de agua y tener los reservorios listos para tiempos de emergencia. Indicó que “esto es un agregado de valor muy importante”, sobre todo para quien tiene su permiso de ocupación y pueden acceder a los servicios básicos. Respecto de las mejoras barriales en la zona, comentó que “son obras de infraestructura vial importantísimas, porque sin esas obras no se hacen los desagües” y “es fundamental, porque hace a la transformación del barrio, a la conectividad y a la conexión con otros lugares, con los hospitales, la salud, la educación”.

Dirigiéndose a los vecinos presentes, reiteró su compromiso de seguir estando a su lado y haciendo este tipo de obras “fundamentales para ustedes, los chicos y para todos. El compromiso es tratar de resolver desde la cuestión más pequeña hasta la cuestión más grande”. Hacia al final instó a la solidaridad y a continuar el trabajo para que toda la comunidad pueda tener acceso a los servicios esenciales.

Por su parte, el intendente de Posadas, Leonardo Stelatto, aseguró que desde el espacio de la Renovación se está trabajando en la inclusión para todos y para mejorar la calidad de vida en todos los barrios.

Entre los asistentes al evento estuvo el presidente del EPRAC, Daniel Di Stefano, entre otros funcionarios provinciales.

Conexión a un servicio esencial

Con puesta la marcha de las conexiones en el barrio Prosol, cada familia tendrá garantizado el servicio con una presión adecuada. Además, tendrá un medidor a su nombre y se convertirán en usuarios de Samsa, abandonando así la situación de irregularidad para tener un servicio a cuenta propia. Además de haber construido la red bajo las normativas de Samsa, se entregaron 122 tanques de reserva de PVC tricapa que permitirá que cada hogar tener una reserva de 600 litros.

Esta red es la resultante de un trabajo interinstitucional entre la Secretaria de Obras Públicas que ejecutó la obra y Rentas Generales de la Provincia que la financió. Conjuntamente, intervinieron el municipio capitalino, el EPRAC y la empresa Samsa acomodando la tarifa. De esta manera, la obra incluyó la extensión de red de agua en la totalidad del barrio Prosol. La ejecución de esta obra permitió extender la distribución de agua potable por la Calle 123, desde la Calle 148 y hasta Calle 154.

Artículos relacionados

Más Información