Horacio Simes: “El Fondo de Crédito de Misiones promueve la inclusión financiera y productiva”

La iniciativa es un anhelo concretado del gobernador Hugo Passalacqua, ante la necesidad de contar con una banca que atienda las expectativas de pequeños y medianos emprendedores, con buenas ideas y muchas esperanzas, pero poco respaldo para acceder al financiamiento del circuito crediticio comercial.

 

Los lineamientos ideológicos de la década del noventa instalaron la idea de que al Estado no le hacía falta un Banco propio y Misiones fue una de las provincias que perdió una herramienta clave para toda economía organizada.

 

Casi 20 años después, los misioneros podrán volver a tener una entidad que si bien no llega a contar con todas las formalidades tradicionales de un banco, sí conforma un fondo para promover la actividad privada y la generación de empleo.

 

Así nació hace pocas semanas el Fondo de Crédito de Misiones, y fue designado al frente el contador Horacio Simes, quien brindó a Revista Códigos detalles de esta herramienta, sus objetivos y alcances.

 

“La idea central es promover la inclusión financiera y productiva y el fortalecimiento de las actividades económicas de los pequeños y medianos emprendedores y empresas de la provincia de Misiones; a partir de tres componentes básicos: la asistencia técnica, la asistencia crediticia y el fortalecimiento institucional”, precisó el funcionario.

 

La iniciativa se pone en marcha -explicó Simes- “con un primer programa denominado ‘Misiones Productiva’ que incorpora estos componentes dentro de su propuesta proveyendo asistencia financiera con créditos de 30 mil a un millón de pesos, en distintas categorías, con tasas bajas, del 10 al 14 % con 6 meses de gracia y 54 meses de cuotas, y que tienen dentro de sus requisitos una amplia coberturas de garantías y atiende poblaciones que generalmente les cuesta acceder al crédito”.

 

La respuesta fue inmediata, incluso antes de inaugurarse formalmente la entidad, se hicieron relevamientos de interesados y el balance fue ampliamente positivo. “Hay alrededor de 1000 consultas en mesa de entradas, 700 de quienes participaban de las charlas informativas previas y a eso hay que sumarle otras 700 en el interior de la provincia. Tenemos 483 carpetas en distinto estado, algunos firmaron solicitad de apertura, otros que trajeron el formulario y otras que ya acercan la documentación requerida, con sus niveles de facturación, detalle de su solvencia, patrimonio y garantías”.

 

Al respecto, agregó que “nuestra propuesta es amplia, abarca a todas las actividades posibles, como comercio, actividad primaria, manufactura y servicios industriales y profesionales, y si bien es pareja la participación de cada sector, se destaca levemente la de pequeños talleres de elaboración textil, alimenticia y manufactura en madera, carpintería, herrería y metalmecánica en general, y después tenemos actividades comerciales y servicios profesionales”.

 

Generar empleo

 

“El fondo comprometido es de 500 millones de pesos -señaló el funcionario-, y siempre hablamos de crédito, de un capital rotatorio inicial que se capitalizará con la devolución para poder seguir prestando y ampliando la asistencia. El objetivo -apuntó- es complementar la oferta de la plaza y permitir que se sumen aquellos emprendedores que no pueden acceder por diversos motivos a la plaza financiera”.

 

Más adelante, Horacio Simes explicó que la idea principal es promover a la generación de empleo -una obsesión varias veces manifestada por el gobernador Hugo Passalacqua- y a aumentar los ingresos (de los emprendedores) en el corto plazo. “Por eso el crédito está apuntado a quienes necesitan ese crédito inicial para una idea clara, de hasta 250 mil pesos por ejemplo, y es interesante porque a esa suma es difícil que puedan acceder los monotributistas, los pequeños comercios o los jóvenes profesionales, siendo que para ellos representa un monto importante para iniciarse rápidamente; y además, se puede utilizar para capitalizar empresas que se encuentran en expansión, como comprar una máquina, ampliar un local, refaccionarlo, hacer depósitos, etc., y de esa manera se pueda sentir un impacto en forma bastante inmediata tanto en el empleo como en el ingreso”.

 

Finalmente, y en cuanto a la mecánica de trabajo, Simes explicó que “acá se facilita el acceso porque se amplía la cobertura de garantías recibidas o aceptadas. Las garantías se piden pero aceptamos que sean fianzas personales y reales propias o de terceros, es decir, que el emprendedor puede hacer una fianza (recibo de sueldo) o puede presentar un bien prendable o hipotecable, propio o de cualquier tercero, familiar, amigo, conocido, etc.; y eso facilita mucho la accesibilidad”. Y en cuanto a la capacitación y el acompañamiento técnico indicó que “se trabaja con un área específica, articulándola con instituciones que ya están en el medio y con años de experiencia, como la Universidad, los Institutos Técnicos y las Agencias de Desarrollo”.

Artículos relacionados

Más Información