lunes, marzo 4, 2024

La FIFA inhabilitó a Luis Rubiales durante tres años tras el escándalo con Jenni Hermoso

Luis Rubiales, ex presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), fue inhabilitado durante tres años para toda actividad relacionada con el fútbol por la Comisión Disciplinaria de la FIFA, según informó este lunes el organismo rector del fútbol mundial.

La suspensión fue impuesta a raíz del beso supuestamente no consentido que Rubiales le dio a la jugadora española Jenni Hermoso tras la final del Mundial Femenino de este año en la que España venció a Inglaterra.

La Comisión Disciplinaria de la FIFA entendió que infringió el artículo 13 del código del organismo. Dicha comisión resuelve así el expediente disciplinario abierto contra Luis Rubiales el pasado 24 de agosto tras los hechos acaecidos tras la final del Mundial femenino de Australia y Nueva Zelanda, en la que España se proclamó campeona tras vencer a Inglaterra.

En un primer momento Rubiales fue suspendido provisionalmente por un periodo de 90 días y este lunes ha recibido la notificación de la decisión de la Comisión Disciplinaria de sancionarle por tres años.

El expresidente de la RFEF, al día siguiente de dicha suspensión provisional, se negó en rotundo a dimitir durante la Asamblea del organismo federativo y reiteró que el beso fue consentido, lo que fue negado por la futbolista que actualmente milita en el Pachuca mexicano y lo que provocó que las jugadoras españolas renunciasen en bloque a jugar en la selección «si continúan los actuales dirigentes», así como gran parte del equipo técnico del organigrama femenino, salvo Jorge Vilda, por entonces técnico del conjunto campeón mundial, quien, no obstante, al igual que el seleccionador masculino, Luis de la Fuente, lamentó el «comportamiento impropio» del dirigente.

Finalmente, el 6 de septiembre, Jenni Hermoso denunció a Rubiales ante la Fiscalía de la Audiencia Nacional por el beso recibido en la boca y esta se querelló contra el expresidente, quien anunció definitivamente su dimisión cuatro días después en un comunicado publicado en su cuenta de X (antes Twitter).

La FIFA precisa que, según las disposiciones existentes de su Código Disciplinario, Rubiales dispone de diez días para «solicitar una decisión motivada que, en caso de ser solicitada, se publicará posteriormente en legal.fifa.com», y que la decisión está sujeta a ser recurrida ante el Comité de Apelación.

El máximo organismo futbolístico mundial añade que «reitera su compromiso absoluto de respetar y proteger la integridad de todas las personas y garantizar que se respeten las reglas básicas de una conducta decente».

Artículos relacionados

Más Información