La producción orgánica de yerba mate con certificación creció un 6% en Misiones

En Misiones se registraron unas 1.100 hectáreas de producción de yerba orgánica certificada en 2020. El sello distintivo permite lograr mejores precios y asegurar mercados. El Ministerio del Agro y la Producción impulsa la Mesa Provincial de Producción Orgánica.

La producción orgánica de yerba mate con certificación creció un 6 por ciento en poco más de un año en Misiones. Esta economía regional representa el 2,8% de todas las producciones orgánicas del país.

Los datos surgen de la Comisión Asesora para la producción orgánica de la cual participa el Ministerio del Agro y la Producción. La institución provincial se suma de esta manera al Plan Estratégico de la Producción Orgánica 2030.

De las producciones misioneras, la yerba mate abarca el 99% de los productos orgánicos certificados. En esa línea se informaron de unas 1.100 has de la cosecha 2020. En tanto que con solicitud de certificación se encuentran unas 2.076 has, esto significa que la superficie orgánica potencialmente podría triplicarse durante 2021-2022.

Para acentuar esta actividad, el Ministerio del Agro trabaja con la Comisión Asesora para que en el corto plazo se conforme la Mesa Provincial de Producción Orgánica que incluya al sector tanto público como privado. Vale destacar, que la yerba mate cuenta con un sistema de certificación desde el cultivo hasta el envasado y la distribución del producto.

El Ministro del Agro, Sebastián Oriozabala, destacó que en este sentido se viene trabajando institucionalmente para el cumplimiento de los Objetivos del Desarrollo Sostenible. “El gobierno de Misiones ejecuta un plan de trabajo para que las actividades económicas y productivas sean sustentables y puedan desarrollarse mitigando el impacto ambiental”, explicó Oriozabala. Además de la promoción de la adecuación ambiental de las agroindustrias, de las capacitaciones y políticas orientadas al sector, este año se distinguió con la Orden del Mate, a dos emprendimientos yerbateros con certificación orgánica. “Queremos dar visibilidad y poner en valor este trabajo que distingue a una economía regional que forma parte de nuestras costumbres, que se inserta en nuevos mercados y ahora es estandarte de la producción orgánica”, resaltó el ministro.

El informe de diagnóstico del sector da cuenta que el volumen de producción de yerba mate orgánica luego de la molienda es de 213.594 kilos, destinándose el 66% a la exportación (140.532 Kg) principalmente a Estados Unidos (el 32%), Alemania (el 27%) y Reino Unido (9,6%).

Al respecto, la subsecretaria de Desarrollo y Producción Vegetal, Luciana Imbrogno señaló: “El sello de producción orgánica es una herramienta de diferenciación y agregado de valor que impacta directamente en la confianza del consumidor”. Asimismo, explicó que la producción orgánica en toda la cadena productiva tiene como principal objetivo “el cuidado del ambiente, de los recursos naturales y de las personas tanto trabajadores como consumidores manteniendo la biodiversidad”.

Imbrogno destacó que se registraron 34 establecimientos certificados entre productores primarios y elaboradores. Entre ellos hay 3 cooperativas que garantizan la trazabilidad del producto: La Cooperativa Agrícola mixta de Montecarlo Ltda., la Cooperativa Ruiz de Montoya Ltda. y la Cooperativa Agropecuaria Biodinámica La Abundancia Ltda. de Puerto Rico, además de la Fundación Alberto Roth y otros establecimientos privados.

Promoción y mercados

La producción orgánica implica un sistema mediante el manejo racional de los recursos naturales evitando el uso de productos de síntesis química y otros de efecto tóxico para la salud humana según la Ley 25.127, del año 1.999, la que promociona y desarrolla los mercados internos y externos haciendo foco en una clara identificación de los productos orgánicos para los consumidores que los demandan.

El Senasa es la autoridad de aplicación de la Ley Nacional de orgánicos, habilitando y auditando a las empresas certificadoras independientes que son quienes verifican mediante auditorías las actividades de los establecimientos productivos.

Según la Comisión Interamericana de Agricultura Orgánica, este sistema de producción colabora en al menos 10 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible; y de manera directa con los objetivos hambre cero, ciudades y comunidades sostenibles, producción y consumo responsable.

Esta forma de producción es una apuesta para mejorar los precios de venta, pero requiere mayor dedicación por parte de quienes trabajan el cultivo, implica inversión en auditorías y certificados; la necesidad de integrar la cadena entre establecimientos habilitados y presenta una disminución del rendimiento de hoja verde, en comparación al sistema tradicional con fertilización química.

Sin embargo, el volumen de producción local no es suficiente para abastecer los mercados y realizar una distribución masiva, lo que se traduce en precios de góndolas muy superiores a la yerba mate convencional, entre el 30 y el 40%.

Estos datos forman parte del informe diagnóstico mediante el cual se busca dar inicio a la Mesa Provincial de Producción Orgánica para impulsar la actividad en Misiones con herramientas que potencien mercados e incentiven a otros agricultores y agroindustrias.

La producción orgánica de yerba mate con certificación creció un 6% en Misiones

Artículos relacionados

Más Información