La UCR fuerza la interna con el PRO por los cargos del 2019

La campaña de este año apenas culmina y ya se desata una feroz interna impulsada desde la UCR por los cargos provinciales de Cambiemos de cara al 2019.

El último 10 de diciembre el conductor del Frente Renovador, Carlos Rovira,  asumió un nuevo mandato al frente de la Cámara de Representantes. Propios y ajenos reconocieron su capacidad de liderazgo, el proceso de fortalecimiento institucional que viene llevado adelante y el diálogo respetuoso en su gestión. Orlando Franco (FR) y Jorge Ratier (PRO) fueron electos vicepresidentes primero y segundo respectivamente.

En ese sentido la presidencia de Legislatura en manos del partido claramente ganador de las últimas elecciones no es más que la expresión fáctica de ese posicionamiento político e ideológico.

Si bien Rovira cosechó así 32 votos afirmativos, fue la postura de los diputados ucerreistas la que hizo estallar el culebrón mejicano poniendo de relieve las ambiciones de un pequeño grupo de dirigentes por sobre la construcción política y el rumbo marcado por el pueblo soberano en las urnas.

Es que los representantes del partido centenario resolvieron abstenerse de votar esa nominación, contando además con el acompañamiento de dos legisladores del PRO (Roberto Rocholl y Alba Nilsson) quienes desobedecieron el claro y puntual mandato partidario del cual fueron oportunamente notificados.

Gobernabilidad con gobernabilidad se paga, y ese precepto fundacional de la relación madura entre el gobierno de Misiones y el presidente Mauricio Macri presuponía el pleno acompañamiento de Cambiemos en el parlamento provincial.

En el PRO el enojo no se hizo esperar hacia sus dos díscolos y enseguida afloró el documento interno donde se expresa textualmente que los dirigentes distritales deben “actuar en forma coherente con las decisiones que se adopten a nivel nacional en función de la preservación de los aspectos institucionales y aquellos que hacen a la recíproca gobernabilidad”, y que en la misma línea “los diputados nacionales por Cambiemos siempre han votado al presidente propuesto por la mayoría parlamentaria”.

Los que sí cumplieron ese mandato del PRO fueron Jorge Ratier y Miguel López Vedoya, entendiendo que era un acto de estricta justicia tener el mismo proceder que la Renovación anifestó, a través de sus representantes legislativos nacionales, para con el gobierno del Presidente de la República.

El primero de ellos puntualmente reclamaba “coherencia”, porque Nación pidió el apoyo de las provincias en el Congreso y Misiones se lo brindó.

 

“Son insaciables”

Ese término se escuchaba en los pasillos del edificio parlamentario, de propios dirigentes Cambiemos que no terminaban de digerir el papelón de sus colegas radicales. Es que no es para nadie desconocido que la UCR, debilitada por años de desavenencias internas, succionó el apoyo conseguido por el PRO para ganar espacios gracias a una sociedad política por lo menos dispar, casi “parasitaria”, según citaron fuentes allegadas al esquema nacional.

“Los UCR son como un parásito prendido en una rama, el PRO: le chupan la comida para vivir pero son otra cosa”, ironizaba la misma fuente.

Algunas repercusiones

Martín Sereno, presidente del bloque del PAyS, resumió la minoritaria decisión expresando que “la abstención no es ni sí ni no, y en mi pueblo eso se llama ser ‘pecho frio’”, y su compañero de bancada, Isaac Lenguaza, indicó que “(Héctor) ‘Cacho’ Bárbaro en 12 años de mandato nunca se abstuvo, tomó decisiones acertadas o erradas, y si bien el reglamento permite la abstención, esa no es una salida que contribuya a la democracia”.

Continuó expresando que los dirigentes de la UCR “hablan de diálogo, pero el constructivo, que es el más importante para la democracia, no lo ejercen. Hay que hablar con todos -recomendó-, no solo con las corporaciones, los grupos monopólicos y la banca internacional, sino con los jubilados y el pueblo trabajador”.

“Para nosotros el que gana gobierna y el que pierde acompaña, y nuestro bloque siempre actuó de esa manera”, concluyó.

En tanto, desde el bloque oficialista el diputado Marcelo Rodríguez desestimó el argumento esgrimido por los abstencionistas que adujeron falta de democracia en la Legislatura.

“De las leyes aprobadas por este Cuerpo, el 35 por ciento fueron presentadas por legisladores de otros bloques”, y citó en ese sentido las sanciones de creación del Instituto de la Madera (que presentó Héctor Bárbaro, PAyS), del programa de Viviendas Móviles para Trabajadores Rurales (de Darío Pietrowski, FPV), y la ley de Registro de Casas de Familia para derivar pacientes internados (de Ramón Velázquez, SET), entre muchas otras.

Después de subrayar que “el diputado del PRO, Alfredo Schiavoni, de hecho fue hasta ahora vicepresidente segundo de la Cámara de Representantes”, Rodríguez recalcó que “hubo comisiones a cargo de bloques minoritarios, como en el caso de María Losada (UCR), al frente de la Comisión de Asuntos Constitucionales”.

Carlos Rovira: “La abstención es la nada”

Al tomar la palabra, el reelecto presidente del Cuerpo legislativo expresó en primera instancia su agradecimiento a sus pares pero más profundo aún hacia el pueblo de Misiones, ya que “el cargo que ejerzo es debido a la expresión de su voluntad”.

Después de destacar a la democracia como “el único sistema en el mundo que puede orientar las pasiones y pulsiones espirituales de los pueblos y las personas”, destacó un principio rector fundamental para el devenir de la sociedad: el pensamiento.

“Los grandes pensadores de este mundo han aportado y aportan a la democracia, somos lo que pensamos, y esa idea rige con fuerza insuperable”, señaló, para agregar además que “las pulsiones como la envidia, el odio o el resentimiento no conducen a nada y hasta cimientan la post verdad, ese intento de reemplazar lo fáctico por algo que cae bien pero no lo es”.

Amplió su reflexión al citar al filósofo Jean Paul Sartre y su obra “El ser y la nada”, a la que consideró su “legado imperecedero”.

Después de afirmar que “estando en democracia considero que el voto de las autoridades no es un voto personal”, Rovira observó a “quienes entendiendo la importancia del diálogo no han llevado adelante esa diferenciación”, y señaló que “la abstención es la nada”.

Sobre esa postura indicó que a su parecer “no han contribuido a una concepción superadora de la política”, y los convocó a adoptar “proposiciones activas, desde la concordia y no del rencor”.

“¿Cuesta tanto reconocer lo que vota el pueblo?”

Ese fue el cuestionamiento de Carlos Rovira hacia el minúsculo grupo de legisladores que se abstuvo al momento de la votación. Lamentó que de esa manera “no se reconozca a la mayoría”, y aseguró que su preocupación se debe al celo que se debe poner en entender que en el sistema democrático hay que acatar el mandato del pueblo.

“Estoy aquí en tanto y en cuanto el soberano me de esa distinción”, aseguró, y ratificó su dicho al agregar que “estaré aquí en tanto y en cuanto el soberano me de esa distinción”.

Más adelante, el legislador afirmó que “he recibido una educación basada en preceptos superadores, que me permiten exhibir un espíritu de concordia, un término que quiero dejar como prenda de invocación, de llamado al verdadero diálogo, a la verdadera búsqueda del consenso como lo estamos haciendo, con formas de pensamiento diferente entre nuestro espacio político y el gobierno nacional: nada nos impide analizar y después apoyar si es que el interés de nuestra tierra colorada así lo indica”.

Tras recalcar que “la democracia se vigoriza cuando ceden los prejuicios, cuando las luchas son por las ideas”, Rovira sostuvo que “hoy nuestra República y nuestra provincia necesitan mentes activas, desafiantes, para construir un futuro mejor, hacerlo en esta modernidad líquida con actitudes desde la política en forma disruptiva, que significan nuevas pero consolidadas con el molde de lo viejo, de la heterogeneidad, debemos generar entre todos empatía”.

El último tramo de su discurso estuvo centrado en la necesidad de entender que “en Misiones, desde la Renovación, no bregamos por la grieta, por el contrario, la hemos cerrado”, e insistió: “Nosotros hemos inaugurado un espacio de diálogo, que excede a esta Cámara, con todos los partidos políticos con representación en la provincia”.


Podés leer la edición completa de diciembre de Revista Códigos acá: https://goo.gl/TPzRVL. Seguinos en www.facebook.com/RevistaCodigos.

Artículos relacionados

Más Información