martes, mayo 28, 2024

Las jubilaciones de ANSES subirán 11% en mayo y la mínima será de $190.000

Las jubilaciones se incrementarán en línea con el IPC de marzo informado por el INDEC. Aún no hay definiciones sobre adicionales.

Las jubilaciones y pensiones de ANSES subirán 11% en mayo, en línea con la inflación de marzo, según lo establecido por el decreto de necesidad y urgencia (DNU) 274. Lo que aún no se sabe es de cuánto serán los bonos adicionales que dispondrá el Gobierno de Javier Milei para que los haberes no queden demasiado atrás de los precios.

Este incremento equivale a la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de marzo, que fue del 11%, según datos del Indec. Como resultado, la jubilación mínima aumentará aproximadamente de $171.283,31 a alrededor de $190.124, y la máxima pasará de $1.152.574,47 a $1.279.358. Estos valores son brutos y aproximados, sujetos a los decimales del índice utilizado.

El reajuste del 11% se aplicará sobre los ingresos de este mes, que ya han experimentado un aumento acumulado del 27,4% respecto de marzo. Con este aumento, el incremento acumulado en los primeros tres meses del año será del 79,85%, compensando parcialmente la pérdida de poder adquisitivo causada por la inflación.

El DNU 274 establece una nueva modalidad para la actualización de las jubilaciones, utilizando el IPC como referencia mensual en lugar de la fórmula de movilidad de la ley 27.609. Esta nueva modalidad entrará en vigor desde julio, pero durante el período de transición de abril a junio, se realizarán actualizaciones mensuales por IPC, junto con aumentos adicionales.

Si bien puede conocerse ya el porcentaje de la suba, no se sabe qué ocurrirá con los bonos, en el caso de quienes los cobran. Para el mes actual, el primero con actualización por inflación de los haberes propiamente dichos, el Gobierno decidió mantener el monto hasta $70.0000, luego de que en marzo lo había incrementado en un porcentaje muy similar al de la suba de los ingresos por movilidad.

A pesar de estas medidas, los ingresos de los jubilados han experimentado una fuerte caída en términos reales en los últimos años. En el período de 12 meses finalizado en febrero, el valor real de los ingresos cayó entre un 29% y un 47%, dependiendo de si se recibieron bonos durante ese período y en qué medida. Esta situación ha generado preocupación por la capacidad de los jubilados para mantener su calidad de vida frente a la inflación.

Más Información