Los casos de coronavirus aumentaron 217% durante los últimos 15 días en Argentina

La suba se observa en la incidencia de contagios cada 100.000 habitantes. El riesgo epidemiológico a nivel nacional pasó a nivel alto. Cuáles son las razones según expertos de la Sociedad Argentina de Infectología.

Los casos de Covid-19 en Argentina venían creciendo lentamente desde octubre pasado. Pero en diciembre la subida se hizo más pronunciada. Durante los últimos 15 días, la incidencia de casos confirmados de Covid-19 aumentó un 217% a nivel nacional.

Esa suba abrupta del 217% es el reflejo de la incidencia nacional de contagios, que se obtiene al calcular los casos confirmados durante las últimas dos semanas cada 100.000 habitantes.

Hay 6 jurisdicciones -incluyendo la ciudad de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires, y Córdoba- que registran un nivel alto de riesgo epidemiológico por la suba de casos. El resto del país se encuentra en nivel medio, y no hay ninguna jurisdicción en riesgo bajo.

La suba más pronunciada ocurrió la semana pasada: entre las semanas del 13 de diciembre y la de 20 de diciembre, se registró un aumento del 125% en los casos reportados de personas que son diagnosticadas con la enfermedad Covid-19, según los datos abiertos del Ministerio de Salud de la Argentina.

Las jurisdicciones que más casos reportaron en promedio durante los últimos 7 días son la provincia de Buenos Aires (3.097), Córdoba (2.824), Ciudad de Buenos Aires (1.989), Tucumán (467) y Santa Fe (377). Pero las autoridades sanitarias monitorean el nivel de incidencia de casos.

En cuanto al riesgo epidemiológico, esta semana Argentina volvió a tener a 6 de las 24 jurisdicciones en “riesgo alto”. Significa que hay 6 jurisdicciones que han registrado una incidencia mayor a 150 casos por cada 100.000 habitante en los últimos 14 días. Además, las 24 provincias registran una razón de Casos mayor a 1, un indicador que significa que los casos de Covid-19 están creciendo en todo el país.

En la provincia de Córdoba, donde el Ministerio de Salud ha informado sobre diferentes brotes de casos por el avance de la variante Ómicron, hubo un 1.359% de aumento del casos durante los últimos quince días. En ciudad de Buenos Aires, se registró una suba del 225% de los casos en el mismo período. En provincia de Buenos Aires crecieron un 182%. En las otras tres jurisdicciones con riesgo alto, los casos aumentaron el 67% en Neuquén, el 58% en Río Negro y el 29% en Tucumán, según el análisis de datos del físico Jorge Aliaga, de la Universidad Nacional de Hurlingham, en base a los datos abiertos del Ministerio de Salud de la Nación.

“Se observa una velocidad muy alta de transmisión del coronavirus en Córdoba. La velocidad es intermedia en CABA, y el Conurbano la sigue”, dijo el doctor Aliaga. “Una situación distinta se ve en Tucumán, Neuquén o Río Negro. Pareciera ser que en Córdoba y el AMBA estaría siendo afectado por la variante Ómicron, y en las otras tres jurisdicciones con nivel alto aún predomina la variante Delta. En todas estaría también influyendo el comportamiento social “distendido”, con muchísimas reuniones sociales y eventos”, agregó.

Pese a que los casos reportados de Covid-19 han crecido en todo el país durante diciembre, el crecimiento de ocupación de camas en terapia intensiva en los hospitales ha sido leve. En la semana del 15 de noviembre pasado, se registró un mínimo de 570 pacientes en terapia intensiva por día como promedio semanal en Argentina. En la semana del 13 de diciembre, hubo 758 pacientes. En la semana del 20 al 26 de diciembre, hubo 816 pacientes en la misma situación como promedio semanal. Es decir, hubo un aumento del 7,6% en la ocupación de terapia intensiva durante las últimas semanas.

En cuanto a las personas fallecidas por Covid-19 en Argentina, desde la segunda mitad de octubre el promedio semanal de muertes diarias pasó a ser menor a 30. Durante las últimas cuatro semanas, el promedio semanal se mantiene entre 19 y 17 fallecimientos diarios.

Según informó ayer el Ministerio de Salud de la Nación, la incidencia de mortalidad en las últimas cuatro semanas fue de 4,73 cada 1.000.000 de habitantes en personas vacunadas con dos dosis y de 10,76 cada 1.000.000 de habitantes en personas que no iniciaron esquema de vacunación. En base a esos datos de incidencia, señalaron: “Lo que pone en valor la importancia de avanzar en las coberturas, en todas las edades, siendo la vacunación la mejor herramienta, al momento, para reducir las hospitalizaciones por Covid-19 y la mortalidad”.

“Los casos de Covid-19 han aumentado en diciembre en la Argentina por varias razones”, explicó a Infobae Leda Guzzi, de la comisión de Comunicación de la Sociedad Argentina de Infectología y médica infectóloga de la Clínica Olivos y del Hospital Santa Rosa del partido de Vicente López. “Hubo una intensa movilidad de las personas y se realizaron encuentros sociales por las fiestas de fin año y despedidas. Muchos de esos encuentros se realizan sin protocolos de mitigación de riesgos, como el aforo reducido, la ventilación, el distanciamiento de 2 metros, con uso adecuado de barbijos o al aire libre”, señaló Guzzi.

Además, la médica subrayó el impacto de “las variantes más contagiosas como Delta y especialmente Ómicron, cuya prevalencia en nuestro territorio aún desconocemos. Ya sabemos que Ómicron produce brotes de gran magnitud”.

Con respecto a la diferencia entre el aumento pronunciado de casos de Covid-19 y el leve crecimiento en la ocupación de camas en terapia intensiva por la misma enfermedad, la doctora Guzzi resaltó el beneficio de la vacunación. “Hay un desacople claro en las curvas de casos de Covid-19 y en las de hospitalizados y fallecidos. Esa diferencia es por el éxito de la vacunación contra el Covidincremento-19″, dijo.

En la Argentina, el 71% de la población general tiene el esquema completo de vacunas. El 84% tiene una dosis, y el 10% ya recibió una tercera dosis como adicional o como refuerzo.

“El cansancio social sobre los cuidados tras dos años de pandemia sumado a la sensación de seguridad que otorgan las vacunas puede llevar a una pérdida de la percepción de riesgo de contagio -comentó Guzzi-. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las vacunas reducen el riesgo de complicaciones y muertes, pero no eliminan totalmente el riesgo de infección y transmisión del coronavirus. Por lo cual, los cuidados de prevención deben continuar. Además, es importante que se reciban las dosis de refuerzo a la brevedad. Las nuevas variantes exigen que los niveles de anticuerpos neutralizantes estén elevados”.

Artículos relacionados

Más Información