lunes, junio 24, 2024

Los centros de apoyo y su rol en el proyecto de vida de los estudiantes misioneros

En el marco del programa “Aprendé +” operan más de cien dispositivos de apoyo a las trayectorias, entre ellos se encuentran más de 90 centros de apoyo en la provincia. Desde estos espacios se propusieron diferentes acciones de acompañamiento a los estudiantes. Además de ser espacios de acompañamiento escolar, los centros son espacios de encuentro, escucha, contención y conversación con los niños, niñas y adolescentes que asisten. Trabajan con diferentes tópicos que son propuestos día a día, como por ejemplo tips para facilitar al aprendizaje de lengua, matemática, y relatos de experiencias “provocadoras” compartidas.

Del centro de apoyo de Eldorado uno de los educadores, Edgar Recalde, nos comenta que: “Uno llega a conocer en detalle el día a día de los estudiantes y entendés todo por lo que están pasando en su vida, y podés ver que van al centro de apoyo por muchos más motivos que solo reforzar matemáticas o lengua: es un lugar seguro, donde son escuchados y donde se les motiva a continuar con su proyecto de vida”. El educador tuvo estudiantes que reconocían que el espacio era el único lugar donde encontraban una figura adulta que los supervisase y los motivase con sus estudios, “estos estudiantes después me invitaron a que participe de su acto de colación y fue un hermoso momento que me hace mantener el compromiso con el centro y con la educación”.

Destaca que, de conversaciones con otros docentes de los centros, le han compartido que los estudiantes que acaban de cambiarse de colegio son los que más dependen del centro de apoyo para la contención que necesitan para adaptarse a la interacción con la nueva institución, los nuevos compañeros y las diferencias programáticas, didácticas y pedagógicas. “Para nosotros el verdadero ‘apoyo’ es entusiasmarlos con sus proyectos de vida, y que los mismos deben ser diseñados con la finalización de sus estudios obligatorios como elemento imprescindible. Cuando veo que entienden la importancia de la escuela es cuando sé que estamos haciendo un buen trabajo” subraya Recalde.

Con diversas propuestas y actividades se crea un clima de aprendizaje que sale de la cotidianidad y refuerza que los que asistan sigan encontrando un espacio pedagógico de aprendizaje enriquecedor. Los relatos de los niños, niñas, jóvenes y adolescentes muestran la importancia de estos entornos que se ubican fuera del aula y  que representan un lugar seguro para los estudiantes.que muchas veces representan un lugar seguro para los estudiantes.

Así, los Centros de Apoyo no funcionan únicamente desde el acompañamiento escolar sino también desde la dimensión social, debido a que cuentan con duplas de articuladores que buscan que el niño vuelva a la escuela sabiendo que, como dice Silva Bleichmar, “Tenemos que terminar con esta idea que les planteamos a los chicos de que el único sentido de conservar su vida es para que trabajen y sobrevivan: el sentido de conservar su vida es para producir un país distinto en donde puedan recuperar los sueños. Y la escuela es un lugar de recuperación de sueños, no solamente de autoconservación”.

Más Información