Lucas Romero: “Vamos a gestionar soluciones a las necesidades de los vecinos”

“Soy Lucas Romero, tengo 27 años y soy Contador Público. Acompañame con tu voto para ser tu voz en el Concejo Deliberante”. Así se presenta el primer candidato a concejal por Posadas del sublema #Renovados, en un jingle que suena en las radios de la ciudad.

Con la misma firmeza, en una charla con Revista Códigos, responde a la pregunta de por qué encabeza esta lista del Frente Renovador. “Queremos ocupar una banca para gestionar soluciones a las necesidades de la gente”, dice y luego añade que los catorce que conforman “este equipo”, junto a los que los acompañan con la militancia “tenemos que ser conscientes de que aparte de ocupar una banca para sancionar una ordenanza y aprobar una herramienta fundamental para el Ejecutivo, que es el Presupuesto, debemos de gestionar los pedidos de la gente. Ser el nexo de aquel vecino de barrio que no puede acercarse al centro de la ciudad”.

Con un lugar expectante para acceder a un escaño en el deliberativo municipal, Romero hace su primera incursión en la arena política. “Como jóvenes, siempre pedimos un espacio, un lugar donde estar”, recordó y aseguró que “la respuesta se ve reflejada en este sublema”.

En ese sentido afirmó que para llevar adelante esta propuesta “necesitamos de la experiencia de los dirigentes de la Renovación, porque este es un proceso que no termina el 22 de octubre y somos nosotros los que tenemos que continuar este proyecto misionerista, que quizá encuentra en los chicos y chicas de nuestra edad a la primera generación con el pensamiento del Frente Renovador y ya no de los partidos tradicionales”. Esta idea -enfatiza el candidato- respalda el nombre del sublema: #Renovados.

 

Sociedad moderna

“Es una tarea a futuro, para demostrar que nosotros podemos hacer trabajo serio, continuo y proyectado a largo plazo. Pensando en legislar para la nueva generación de vecinos de una Posadas que crece día a día y tiene nuevas necesidades”, planteó Lucas Romero.

Opinó que en ese escenario “los jóvenes juegan un papel vital” para el crecimiento económico, la transformación social y el uso de las nuevas herramientas que ofrece la tecnología en la era digital “para nuestra ciudad del futuro”. Siempre priorizando la interacción sustentable y amigable con el medioambiente y pensando en una ciudad “más inclusiva e integradora” en cuanto a eventos recreativos, turismo y deporte “para nuestros jubilados y pensionados”.

Entre esas “necesidades de la sociedad moderna”, Romero dijo que hay que tener en cuenta zonas WiFi en las paradas de colectivos. “No digo en todas, pero sí en las principales paradas de los corredores del centro. Mejora la seguridad a la vez que permite a los chicos estar comunicados con sus padres a la salida de la escuela o de los ensayos de estudiantina, porque casi todos tienen celular pero no siempre tienen crédito”.

Cara a cara

Romeró explicó que, durante la campaña, “tratamos de llegar a la gente. Sentarnos cara a cara y escuchar qué tienen para decir”. Relató que con un promedio de ocho a diez reuniones diarias alternaron entre los barrios más alejados y los del centro “escuchando las demandas y forjando ideas de trabajo en conjunto”.

De memoria enumera los distintos actores de la comunidad con los que dialogó en cada encuentro, entre ellos: comerciantes, estudiantes, empresarios y profesionales jóvenes, empleados de comercio, jubilados, representantes de comisiones vecinales, equipos que administran comedores barriales, ex combatientes.

Romero resume: “Sin actos multitudinarios plagados de promesas que la gente ya no quiere oír, visitamos casas y hablamos con 10 o 20 y no más de 30 o 40 personas. Una campaña que la llamamos ‘de oreja’, que significa ‘escuchar’ a los vecinos, ver qué demandan y qué podíamos aportar juntos como solución”.

Un factor común en casi todos los ámbitos fue el primer empleo para los jóvenes. Tanto padres como chicos hicieron hincapié en esa realidad “así que la idea es poder articular, por ejemplo, el acceso a microcréditos”. La iniciativa podría servir “para ayudarlos en la compra de herramientas para encarar trabajos en los barrios ya sea de desmalezamiento, limpieza o construcción. Algo similar pasa con los nuevos profesionales, en estos casos pueden servir para ese primer empujón, para arrancar con el consultorio, la compra de algún equipamiento básico o incluso software, hardware o sistemas para cada especialidad”.

El candidato también dijo que un incentivo a la generación de empleo podría lograrse apoyando al comerciante o empresario que necesita contratar gente, por ejemplo “ofreciendo bonificaciones en la Tasa de Comercio Municipal al privado que incorpore plantel joven”.

En la misma línea, afirmó estos incentivos también pueden estar dirigidos al contribuyente y “seguramente generará mayor recaudación en la comuna, como sería el caso del estacionamiento gratuito en el centro para quien tenga al día el pago de la patente. De esa manera -explicó- el vecino que cumple sus obligaciones siente que en algo se beneficia y va a incentivar al pago de patente entre los morosos”.

Todas estas propuestas “surgieron o se ajustaron” en las charlas con los vecinos “porque nosotros seguimos el estilo que implantó en su gestión el gobernador Hugo Passalacqua: estar cerca de la gente”, reafirmó Romero.

Para concluir relató que en una reciente “reunión inolvidable” con más de 200 jóvenes “nos convocó” a participar en política. “De esa política, nos dijo el Gobernador, que hace que a la noche te vayas a acostar contento sabiendo de que hiciste algo bueno por nuestra gente: y nosotros compartimos ese sentimiento”, remató el candidato del sublema #Renovados.

 

Artículos relacionados

Más Información