Más del 80% de los argentinos asegura que la vacunación masiva frena la circulación del virus

En medio de la tercera ola y a dos años de que se detecten los primeros casos de coronavirus, casi el 85% de los argentinos afirma que la vacunación masiva evita la propagación del coronavirus junto con el uso del barbijo y la higiene, según el primer informe de la Encuesta Ciencia, Salud, Creencias y Sociedad en contexto de pandemia realizado por el CONICET

“Notamos que hay una creencia generalizada que con la vacunación se frena la circulación del virus, pero las personas dijeron también que se sienten protegidas y que evita enfermarse”, afirmó Gabriela Irrazábal, responsable del Centro de Estudios e Investigaciones Laborales (CEIL) del CONICET y líder del estudio.

Salud mental durante la pandemia por Covid-19

El relevamiento, que se realizó a 4537 argentinos, arrojó que durante el último año los argentinos padecieron, al menos, tres problemas de salud; siendo que el principal estuvo relacionado con la salud mental y dos de cada 10 aseguraron padecer Covid.

“La salud se vio afectada porque la mayoría declaro tener al menos tres padecimientos en el último año y muchos no pudieron recurrir a nadie para su atención, especialmente en las cuestiones que están vinculadas a la salud mental”, afirmó la especialista.

En ese sentido, el estudio advierte que tres de cada 10 no recurrieron a nadie para atender la ansiedad y la depresión y que dos de cada 10 tampoco lo hicieron para cuestiones que consideraron psiquiátricas. De todos modos, la encuesta advirtió que el 42,4% de los que tuvieron ansiedad y el 34,9% de los que sufrieron depresión acudieron a profesionales. Y “casi la mitad declaró haber recurrido como cuidados complementarios en salud a las comidas y plantas medicinales, las infusiones de hierbas y a rezos y oraciones”.

En tanto, otro de los aspectos que influyó en la salud mental de los argentinos fue el fallecimiento de una persona cercana o familiar, siendo que cuatro de cada 10 admitieron que esta situación ocurrió durante el último año.

Al tiempo que dos de cada 10 confesó padecer situaciones de violencia en el último año. Dentro de este grupo, el 76,3% señaló maltrato y hostigamiento psicológico, el 18,1,% la violencia física y el 5,6% violencia sexual.

Creencias y comportamientos ante el Covid-19

La información fue un punto débil que mostró la pandemia. Con una circulación casi constante de información falsa en redes sociales y otros espacios virtuales, las fake news dejaron secuelas en los argentinos. En ese sentido, el relevamiento señaló que tres de cada 10 argentinos creen que el coronavirus fue creado, se escapó de un laboratorio o es un dispositivo de control poblacional. En tanto uno de cada 10 admitieron no saber qué es y el resto apuntó a “cuestiones vinculadas a la interacción con humanos y animales, a la naturaleza o a la ecología”.

Según el documento, los argentinos buscan información sobre salud internet y con profesionales de la salud; mientras que tres de 10 cada buscan información en instituciones de salud y/o organismos oficiales y un 20% se informa mediante familiares y amigos. “La principal mención es que el coronavirus surge de la interacción entre humanos y animales, pero que no superaba el 40%. Luego sí aparecen otras afirmaciones, como que alguien lo fabricó, que se escapó un laboratorio o que es un arma de guerra”, analizó Irrazábal.

En tanto, entre las principales acciones que deberían llevar adelante, los argentinos aseguraron que se evita la propagación cuando se suspenden actividades en espacios cerrados y los festejos con invitados, al tiempo que la mitad afirmó que estaría “dispuesto a cumplir aislamientos preventivos” y una cifra inferior confesó que “dejaría de tener contacto con familiares”.

“Cuando preguntábamos si dejarían de ver a sus familiares o contactos más cercanos la mayoría dijo que no. Entonces nos focalizamos en eso y notamos que las medidas que tienen que ver con aislamientos caen, mientras que otras se presentan con una importante aceptación”, dijo la especialista. Para decirlo en números, cuatro de cada 10 evitaría enviar a sus hijos a la escuela o suspendería sus visitas a abuelos, mientras que el 30% aseguró que restringiría, además, actividades recreativas al aire libre para sus hijos.

La vacunación como respuesta a la pandemia

Con la desinformación jugando un papel adverso a las necesidades de salud pública, las vacunas quedaron en el centro de la polémica. Sin embargo, el 56,7% declaró que las vacunas sirven para “proteger” o “evitar” enfermedades, mientras que un 39,0% aseguró que refuerzan el sistema inmunitario y un 20% aún duda sobre si las vacunas modifican el ADN de las personas que se las aplican o si tienen una conexión con el autismo.

(Fuente: TN)

Artículos relacionados

Más Información