Misiones honró en Santa Ana el nacimiento de Andrés Guacurarí

En el marco del acto por el 239º aniversario del nacimiento de Andresito, el gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua, y vice Oscar Herrera, y el intendente anfitrión Pablo Castro, encabezaron el reconocimiento a la figura de este héroe. “Somos misioneros y argentinos gracias a él”, fue una de las principales definiciones.

El espíritu de Andresito encarna profundas definiciones para los habitantes de la tierra colorada, y esa característica -la del hombre que trasciende su tiempo y se encarama en la historia como un arquetipo social-, marca un rasgo fundante en el presente de la provincia.

El perfil de este combatiente nutre la identidad del pueblo misionero y, por ende, el modelo político que conduce los destinos provinciales desde hace más de una década.

Una de las características resaltadas por Passalacqua en la localidad de Santa Ana tiene que ver con la capacidad de asumir una responsabilidad de comando escuchando a la gente. “Andresito, como José Gervasio Artigas, tenía la virtud de no tomar decisiones porque sí, siempre preguntaba al pueblo si eso era lo correcto, y en función de las manos levantadas se movía”, dijo el Gobernador, para subrayar en ese sentido que “ese legado súper democrático es lo que tenemos en el fondo del alma los misioneros, quizás esa sea la mayor herencia que nos dejó”.

Destacó luego su especial valentía, esa que conduce a horizontes de grandeza. “Andresito era guapo, y lo demostró en numerosas ámbitos. Como cuando se realizó el Congreso en Concepción del Uruguay donde se declara la independencia un año antes que en Tucumán -algo que la historia oficial ignora- y lideró a los nueve diputados misioneros que participaron -uno de ellos santanero- que se manifestaron por una Patria libre”.

Y también lo puso de manifiesto a la hora de ir a las batallas. Passalacqua relató que “a pedido de Artigas, nuestro héroe misionero se asentó en la zona de Santa Ana, Loreto, Candelaria y libró decenas de batallas para que no nos invadan por el río Paraná y después por el río Uruguay. Y disputó hace 200 años la batalla de Apóstoles, la más impactante de la historia de Misiones, que gana Andresito solo, a pesar de estar 5 a 1 abajo en cantidad de combatientes”.

“Todos tenemos a Andresito navegando en el corazón”

Ese espíritu guerrero, que defiende lo misionero y lo nacional, marcó otro mojón que es poco recordado por la historia nacional: “El 8 julio de 1810 Misiones fue la primera provincia que adhiere a la Revolución de Mayo”, resaltó el Gobernador, para valorar en ese mismo sentido que “Misiones siempre fue rebelde, con gente positivamente rebelde que no soportaba ser colonia”.

“Gracias a que él sostuvo esta frontera, no solo misioneros sino además argentinos. Esa es la gran obra de Andresito”, sentenció.

Remarcó además el otro aspecto histórico de la figura del prócer al recordar que “él nació cerca del lugar donde nació San Martín y en el mismo año. Eso parece un signo de los tiempos, el de un destino común entre él y San Martín”.

“El amor por la tierra colorada”

El intendente de Santa Ana, Pablo Castro, fue por su parte el portador de la expresión del orgullo de la localidad para con el héroe misionero, y en ese contexto inauguró un monumento en la ciudad, símbolo que representa “el mayor homenaje del pueblo santanero”.

Después de valorizar que Andresito Guacurarí “caminó estos lugares”, Castro afirmó que “él nos legó el amor por la tierra colorada, él amaba este lugar, y el orgullo que nosotros sentimos por ser santaneros, misioneros y argentinos se lo debemos al héroe que defendió estas tierras”.

Al finalizar, sintió que la máxima expresión de homenaje a esta figura se podía resumir en una frase muy sentida: “El mejor guerrero no es el que triunfa siempre, sino aquel que vuelve sin miedo a la batalla”, resumió.

 

Podés leer la edición completa de diciembre de Revista Códigos acá: https://goo.gl/TPzRVL. Seguinos en www.facebook.com/RevistaCodigos.

Artículos relacionados

Más Información