Pese al avance de la variante Ómicron, Rio de Janeiro autorizó los festejos de Año Nuevo

La Alcaldía de Río de Janeiro, capital turística de Brasil, anunció que se realizarán las tradicionales fogatas en la playa de Copacabana y otros puntos de la ciudad para recibir el Año Nuevo, a pesar de la aparición de la cepa Ómicron del coronavirus.

Las autoridades de la gobernación y la capital estadual acordaron realizar el evento pero sin los multitudinarios shows musicales que habitualmente se realizan en las playas.

“Estamos anunciando una versión más simple del Reveillon, vamos a tener el espectáculo de los fuegos que será visible desde diversos puntos de la ciudad, nuestro deseo es que no haya una gran concentración de gente en el Reveillon de Copacabana”, dijo el alcalde Eduardo Paes.

La semana pasada, Paes anunció la “cancelación” del Reveillon para impedir el contagio tras la aparición de la nueva variante ya que el evento suele convocar a unas dos millones de personas en Copacabana y otras playas cariocas, pero cambió de parecer luego de consultar al Comité Científico del coronavirus.

De todas formas, este año no estará permitido estacionar junto a la playa ni habrá transporte público a la madrugada como forma de desalentar la llegada del público.

Paes admitió que, a pesar de las medidas previstas, “no tengo dudas que va a haber aglomeraciones en el Reveillon, preparen las máquinas fotográficas”.

Fuente: Ámbito

Artículos relacionados

Más Información