lunes, marzo 4, 2024

Por la caída de las jubilaciones y el freno de la obra pública, el gasto público bajó casi un 40% en enero

Durante el primer mes del año, el ajuste del Gobierno afectó principalmente a los adultos mayores, a las obras y a las transferencias a las provincias.

El gasto público primario bajó un 36,9% durante el primer mes del 2024, año en el que el Gobierno buscará el objetivo de superar el déficit cero y alcanzar un superávit del 2% del PBI, acordado con el Fondo Monetario Internacional. Las jubilaciones, la obra pública y las transferencias a provincias, las más afectadas.

Así lo reveló un informe de la consultora Analytica. Según el monitor fiscal que lleva adelante de manera mensual la consultora que dirige Ricardo Delgado, la ‘poda’ fue superior a la marcada en diciembre, cuando el índice fue del 31%. Para el gasto primario en particular expresado en pesos a valor constante si en enero de 2023, el sector público nacional gastó $4,5 billones, cuando el mes pasado lo hizo por $2,8 billones, lo que implicaría ese ajuste de 37%.

Obra pública, la más afectada por el ajuste

Analizado pos rubros, el ajuste más marcado, en términos porcentuales, se dio en la obra pública, con una paralización casi total de las partidas. En concreto, la caída fue del 70,5%. Los proyectos relacionados a este sector son uno de los principales aspectos en donde el ministro de Economía, Luis Caputo, puso la lupa.

De acuerdo con su plan inicial, la reducción de estos gastos representaría aproximadamente el 0,7% del PIB. Sin embargo, dada, en primera instancia, la eliminación del apartado fiscal de la Ley Ómnibus y los incrementos impositivos asociados, así como luego la caída del proyecto de ley en sí en el Congreso, es posible que la disminución sea aún más significativa de cara al corto plazo.

Esto llevó a que, hace pocos días, la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) declarara el «Estado de Emergencia» en todo el país. En este sentido, denunció que cerca de 3.500 trabajados, que debían continuar según las propias especificaciones del titular del Palacio de Hacienda, de avanzar en aquellos casos en donde la obra ya estuviera licitada y en proceso, «están paralizadas». Esto, aseguran, «pone en riesgo la actividad de las 1.400 empresas asociadas» a la entidad y 200 mil empleos.

Transferencias a provincias

En la lista de partidas reducidas, el segundo puesto se la llevan las transferencias a las provincias, con una disminución cercana al 60%, del 58,9%, para tener mayor exactitud.

Este punto es clave puesto que la relación entre las gobernaciones y el Ejecutivo, en estos momentos, tras la derrota del oficialismo en el Congreso por la «La Ley de Bases y Puntos de Partida para La Libertad de los Argentino» es más que delicada. Por ello, se espera que, de cara al corto plazo, esta caída se incremente aún más.

Y esta tendencia ya se empezó a sentir este jueves, cuando el Gobierno anunció la eliminación del «Fondo Compensador del Interior» y la quita de subsidios al transporte de pasajeros.

Jubilaciones y programas sociales

Por su parte, no es menor es la contracción de Jubilaciones, Pensiones y asignaciones al PAMI, con un feroz descenso del 43,2%. Esta partida pasó de $2,6 billones a $1,5 billones.

Esto, entre otras cuestiones, se puede explicar con el hecho de que los haberes venían siendo acompañados, en el cierre del 2023, con un bono de $55.000 para aquellos que cobran la mínima. Sin embargo, en el inicio del 2024, los ingresos menores solo cobraron el piso básico de $105 mil.

Asimismo, los programas sociales cayeron 41%, con un gasto en enero de $0,2 billones de pesos, cuando en el mismo mes del 2023 ese número había sido del $0,4.

Curiosamente, la única partida con aumentos fue la referida a los subsidios económicos, con un incremento del 163,1% debido a los aportes referidos al transporte.

«En enero ya estamos en equilibrio financiero»

El ministro de Economía, Luis Caputo, aseguró este miércoles que el gobierno Javier Milei alcanzó el «equilibrio financiero» en enero, a la vez que ratificó que «la no aprobación en particular de la Ley Ómnibus no afecta en lo más mínimo» el programa económico.

«En enero, que es un mes financieramente más sensible porque está el pago de los intereses de la deuda, ya estamos en equilibrio financiero, y sin ley», indicó Caputo.

Y respecto al panorama económico, afirmó que «las cosas han ido acompañando mucho más en función de lo que se pensaba».

Artículos relacionados

Más Información