Presentan un auto que puede cambiar de color con sólo tocar un botón

El vehículo podría pasar de blanco a negro, viceversa, o combinación de ambos. Utiliza tecnología “electroforética”.

Un fabricante presentó un automóvil conceptual llamado BMW iX Flow, que utiliza tecnología electroforética, una técnica para la separación de moléculas según la movilidad de estas en un campo eléctrico, para cambiar los colores de negro a blanco o combinar blanco y negro, en un caleidoscopio de gráficos en la superficie de su carrocería.

“El automóvil viste no sólo desde el interior sino desde el exterior, por lo que hemos intentado crear una tecnología y adaptarla de modo que le permita al auto hacer eso”, dijo Christoph Grote, vicepresidente sénior de electrónica en BMW Group.

También señaló que poder cambiar un vehículo de oscuro a claro mientras se conduce bajo temperaturas altas ayudaría con la eficiencia y la regulación térmica dentro del carro.

BMW trabajó con una empresa llamada E-Ink para desarrollar la aplicación para vehículos, fundada en 1997.

E-Ink desarrolló la tecnología utilizada en lectores Kindle y pantallas comerciales para marcas como Sony y Amazon.com.

La aplicación de BMW de la tinta electrónica funciona a través de una envoltura diseñada para cubrir toda la carrocería del SUV. La envoltura contiene diferentes pigmentos de color que, cuando son estimulados por diversas señales eléctricas, suben a la superficie, provocando que cambie de tono.

“El desafío no es tanto la tecnología, sino cómo aplicarla al automóvil”, indicó Grote. “Lo especial del automóvil es: ¿cómo darle la forma de una superficie tridimensional? Así que lo están cortando con láser en una pantalla curva tridimensional”.

Adrian van Hooydonk, director de BMW Group Design, calificó la tecnología de cambio de color del iX Flow, que no ha sido confirmada para producción, como parte del plan del grupo para desarrollar productos “enfocados en el ser humano” que estimulen todos los sentidos. BMW dijo que gastará 30.000 millones de euros (US$34.000 millones) en tecnologías orientadas al futuro para 2025.

BMW anunció E-Ink a la par del Consumer Electronics Show en Las Vegas (CES). La compañía había planeado un programa completo de eventos en persona en la feria anual de tecnología, pero canceló y optó por organizar presentaciones virtuales transmitidas desde Múnich en medio de un alza en los casos de coronavirus. Mercedes-Benz también abandonó sus planes de asistir a la convención, al igual que Amazon, Meta y Lenovo, entre otros.

Si BMW hubiera asistido a CES este año, habría sido la primera vez que la marca de 105 años estrenaba un modelo completamente nuevo en la feria tradicionalmente tecnológica. En cambio, el BMW iX M60 eléctrico de cero emisiones hizo su debut público a través de una transmisión digital. El SUV es una versión más potente del iX eléctrico que la empresa lanzó en 2021.

Junto con el nuevo sedán deportivo i4, el iX y sus variaciones reflejan la fuerte inversión de BMW Group en vehículos eléctricos. A diciembre de 2021, ya había entregado más de 1 millón de ellos en todo el mundo.

“Un factor clave de nuestro éxito es nuestro impulso a la movilidad eléctrica”, dijo Pieter Nota, miembro del Consejo de Administración de BMW AG, durante el lanzamiento. “Ya tenemos el próximo hito en la mira: nuestro objetivo es romper la marca de 2 millones de vehículos eléctricos entregados en los próximos dos años”.

Artículos relacionados

Más Información