martes, diciembre 6, 2022

Procesaron a Ricardo Echegaray: va preso si no paga $1 millón en 10 días

El titular de la AFIP durante la gestión kirchnerista fue procesado por contrabando agravado en la compra de autos diplomáticos. Según la investigación, el rodado fue adquirido para personal de la embajada de Taiwán, pero luego fue vendido a un particular.

El ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray fue procesado por contrabando agravado en la compra de un auto diplomático.

El juez en lo penal económico Diego Amarante lo encontró culpable y lo embargó por $5 millones.

Pero lo más sensible para el ex recaudador es que si en diez días no paga una fianza de $1 millón irá preso. Y no puede salir del país.

Echegaray es el único imputado por este caso, por el que fue indagado el 19 de diciembre pasado durante varias horas: en esa audiencia, el exjefe de la AFIP defendió su intervención en el trámite del automóvil, al que le concedió la patente diplomática.

Según se sospecha, el vehículo habría ingresado al territorio argentino sin pagar impuestos por ser destinado a un diplomático, pero luego habría sido vendido a un particular.

El episodio ocurrió en 2006, cuando Echegaray era director de la Aduana e intervino en la operación para ceder una patente diplomática a un vehículo de alta gama correspondiente a un representante personal diplomático de Taiwán, cuando ese país no tenía rango de embajada en la Argentina.

Tal cual se lo imputó en la causa, al momento de entregarse la patente diplomática no se le dio intervención, como debería haberse hecho, al Ministerio de Relaciones Exteriores.

Este es el segundo revés judicial que suma Echegaray en menos de una semana.

En una de las causas mas escandalosas, Casación decidió el jueves pasado revisar el fallo que liberó a Cristóbal López y Fabián De Sousa en la causa por la multimillonaria deuda del impuesto a los combustibles líquidos de la petrolera “Oil Combustibles”.

Por este caso, está procesado Echegaray.

Los camaristas Jorge Ballestero y Eduardo Farah (el tercero, Leopoldo Bruglia, votó en disidencia) habían resuelto en un polémico dictamen el 16 de marzo morigerar la acusación contra los empresarios y así recuperaron la libertad.

La deuda impositiva de unos $8.000 millones por la cual son investigados López y De Sousa corresponde al impuesto a la transferencia de los Combustibles (ITC) que la empresa Oil Combustibles, del Grupo Indalo, cobraba pero no pagaba luego en la AFIP.

Artículos relacionados

Más Información