lunes, marzo 4, 2024

Rechazan recusación de la jueza Abrevaya y buscan acelerar la definición de las elecciones en Boca

La Cámara Civil rechazó este jueves la recusación de la jueza Alejandra Abrevaya en el expediente por el cual se suspendieron las elecciones en el Club Atlético Boca Juniors, informaron fuentes judiciales que señalaron, además, que el Tribunal de Apelaciones aún tiene que resolver si mantiene o no la medida cautelar que impidió a los socios elegir al próximo presidente del club.

La Sala E de la Cámara Civil resolvió “rechazar las recusaciones con causa deducidas los días 1 y 4 de diciembre de 2023” contra la jueza Abrevaya» según surge de la resolución a la que accedió Télam.

En el fallo el tribunal también ordenó al juez Sebastián Font, que había salido sorteado este miércoles, que “eleve las actuaciones principales” a esa sala “sin más trámite”.

En la misma resolución, los jueces buscaron imprimirle celeridad al análisis de la medida cautelar apelada por el oficialismo por lo que le dieron tiempo hasta este juevesa la oposición para que presente sus argumentos en favor de sostener la medida.

“De acuerdo con la urgencia que denota la cuestión debatida en los autos principales, por excepción, confiérase traslado a la parte actora por un día de los fundamentos del recurso de apelación deducido por la parte demandada el 1° de diciembre de 2023”, sostuvieron los jueces.

En este contexto, quedó en manos de la Sala E de la Cámara Civil la decisión respecto de cuándo se harán las elecciones: si cae la medida cautelar los comicios podrían ser el domingo 17 de diciembre; si es ratificada, las elecciones quedarán postergadas hasta que la jueza Abrevaya resuelva sobre la cuestión de fondo vinculada a la denuncia de la oposición.

Boca debía haber llevado adelante sus comicios el domingo pasado en La Bombonera, en elecciones en las que competían dos listas: la del oficialismo encabezada por Juan Román Riquelme y Jorge Amor Ameal, y la oposición que proponía a Andrés Ibarra y Mauricio Macri.

No obstante, una denuncia ante la justicia de la oposición alegando que había más de 13.000 socios activos que no deberían votar por haberse asociado de manera ilegal y en perjuicio de los adherentes, motivó que se suspendan las elecciones.

En ese contexto, el caso de Boca lo tomó en principio la jueza Alejandra Débora Abrevaya, quien fue recusada por el oficialismo y además cuestionada por Riquelme, y se designó en segunda instancia a la jueza Adriana Romero, quien por ser socia activa del club se excusó y no aceptó tomar la causa, después de ser expuesta también por el actual vicepresidente «xeneize» en un programa del Canal de Boca.

 

Artículos relacionados

Más Información