Recomendaciones para prevenir golpes de calor

Ante las altas temperaturas que se registran en la capital misionera, desde la Secretaría de Salud y Desarrollo Humano se brindan una serie de recomendaciones para evitar golpes de calor. Hay que tener en cuenta que puede afectar a personas de cualquier edad, pero los grupos de mayor riesgo son los niños, los mayores de 65 años y aquellos que tienen enfermedades crónicas y requieren medicación diaria.

Se advierte que en esta temporada aumentan los riesgos para la salud, así como los efectos asociados a la exposición al sol y a temperaturas ambientales extremas como golpe de calor, la insolación, la aparición de lesiones dérmicas, y las enfermedades diarreicas agudas.

El golpe de calor es definido como el aumento de la temperatura corporal (por encima de 39,4 a 41º C) por una exposición prolongada al sol o por hacer ejercicios en ambientes calurosos o con poca ventilación, con la consecuente pérdida de agua y sales esenciales para el buen funcionamiento del organismo.

La respuesta al calor depende de la capacidad de adaptación de cada persona y los efectos graves pueden aparecer repentinamente, por lo cual es muy importante estar atentos a las alertas y recomendaciones de las autoridades locales.

Atentos a los síntomas

Además, desde la Secretaría de Salud de Posadas explicaron que el agotamiento por altas temperaturas es el estadio previo al golpe de calor, se puede reconocer por una sudoración excesiva, como también por la sed intensa o sequedad de las mucosas, calambres musculares, debilidad y cansancio. Los dolores en la zona abdominal y la falta de apetito son otros de los síntomas que hay que tener en cuenta, como las náuseas, vómitos o dolores de cabeza.

En el caso de los bebés, se puede detectar por la piel muy irritada o sudor abundante en el cuello, las axilas y el pecho. También se puede evidenciar por la piel pálida y fresca o la irritabilidad plasmada en el llanto incontrolable.

Cuando se da un cuadro de golpe de calor se puede observar la piel roja, caliente y seca. Por otro lado, la respiración y la frecuencia cardíaca se aceleran. También se puede observar un dolor de cabeza intenso, sensación de mareo, náuseas, vómitos.

Cómo prevenir y qué hacer

Por ello, para evitar el golpe de calor la Secretaría de Salud indica que es indispensable cuidar la alimentación y la hidratación. En el caso de los lactantes se aconseja amamantar con mayor frecuencia y en el caso de los niños pequeños y los adultos mayores, hay que ofrecer constantemente agua potable, o jugos naturales.

En tanto, se desaconseja la ingesta de gaseosas, bebidas con cafeína o alto contenido en azúcares. Tampoco se aconsejan las comidas con alto valor calórico. El consumo de bebidas alcohólicas también está desaconsejado. Otra acción que hay que evitar es dejar a los niños en habitáculos sin ventilación, como por ejemplo el interior de un auto.

Ante la situación de un golpe de calor, a la persona se la debe en un sitio fresco, a la sombra y bien ventilado, así como también, quitarle la ropa que no necesite y aflojar la que le oprime. También puede ayudar colocar compresas de agua fría en la cabeza, la cara, el cuello, la nuca y el pecho, e ir cambiándolas a medida que se calienten.

En caso de que esté consciente, se le deben ofrecer líquidos como agua segura, de rehidratación oral o bebidas isotónicas.

Es importante

  • Informarse sobre alertas y predicciones meteorológicas.
  • Evitar exponerse al sol durante las horas de mayor calor.
  • No dejar niños o ancianos desatendidos en vehículos estacionados.
  • Evitar hacer ejercicios o actividades intensas al aire libre sin protección.
  • Consumir agua cada 2 horas, aún sin tener sed.
  • Tomar duchas o baños fríos en sitios seguros (evitando corrientes de agua fuertes).
  • Mantener la vivienda fresca cubriendo las ventanas durante el día y usando aire acondicionado o ventilador en las horas de más calor.
  • Si tiene enfermedades crónicas y usa medicamentos, consulte con su médico.

Por ello, ante las altas temperaturas anunciadas para los próximos días y el intenso calor que representa esta época del año se insiste en que se implementen estas medidas de precaución para evitar descompensaciones.

Artículos relacionados

Más Información