Ricardo Wellbach: “Hay que salir al encuentro de la gente”

El escrutinio de las Paso develó los números definitivos y a partir de ese instante las fuerzas políticas se dedican en pleno a la campaña para las elecciones generales de octubre próximo. Los tiempos de análisis quedan al costado para encarar la acción efectiva en búsqueda del voto que la Renovación no quiere desatender.

El candidato a diputado nacional Ricardo Wellbach tiene en claro ese panorama. Sabe que con la maquinaria renovadora en esplendor se incrementará el respaldo, pero entiende que hay que ajustar muchos detalles y personalmente se ocupará de ellos.

“Siempre uno quiere más -dijo en declaraciones a Revista Códigos– pero estamos muy satisfechos porque hubo un gran respaldo del misionero al gobernador Hugo Passalcqua. Fue un buen triunfo, 12 puntos de diferencia no es poco y es muy importante para unas Paso, pero creemos -subrayó- que en la próxima etapa habrá que fortalecer esos votos y confiamos en que el electorado nos acompañará”.

Después de asegurar que lo pone feliz “el muy buen muy clima general que se vive en la política de Misiones, donde todos convivimos bien, sin mayores sobresaltos, como en otras partes”, el actual Subsecretario de Gobierno volvió al plano interno para destacar que “hay cosas que ajustar”.

“Uno no puede conformarse, y no hablo solo de lo electoral sino de la cercanía que debemos tener con la comunidad, porque a nosotros -explicó- nos interesa ser una opción porque ayudamos y acompañamos al misionero, que nos elijan porque trabajamos para que la gente esté bien”.

En ese sentido inscribió la dinámica a desplegar en la ciudad de Posadas: “La estrategia no es electoral, sino brindar mejores servicios y en forma permanente”, pero consideró que no se puede dejar de tener en cuenta que “la elección se nacionalizó, y hay un modelo fuerte que a través de los medios nacionales llega a todos, y frente al cual hay que intensificar el trabajo”.

 

“Hay que estar con la gente”

En declaraciones a FM News, Wellbach ya había ahondado esa cuestión, poniendo el acento en buscar la “cercanía con la gente” y corregir algunos mecanismos de la militancia.

“Hay cosas que ya no van más. No van más las grandes reuniones entre nosotros para alentarnos. Esa metodología no va más -insistió-, hay que dejar de perder el tiempo y hay que salir al encuentro de la gente, y no hablo solo del militante sino también del funcionario”.

Reafirmó que “el funcionario debe estar en los lugares que corresponda, no solo en su oficina, sino en los espacios donde hace falta su presencia, donde hay necesidades, y todo el tiempo, porque en política es todo el tiempo, no es un rato hasta el mediodía”.

Y con la misma vehemencia instó a repensar las actitudes que distancian al hombre político de su entorno social.

“Hay que corregir actitudes personales, hay que atender a la gente, ser uno más. Tenemos que evitar el alejamiento o la falta de vinculación, y hay que enfrentar los problemas, no escaparse”, sentenciaba.

 

La nueva campaña

Finalmente, y tras la difusión de los datos del escrutinio definitivo, Wellbach vuelve a retomar el trabajo con los dirigentes políticos pensando en las elecciones generales. El objetivo fue claro: defender lo logrado, incrementar el caudal electoral y revertir los resultados en los municipios adversos, y para eso hace falta un fuerte trabajo territorial.

Es cierto -como ya se mencionó en esta publicación- que la elección de los legisladores provinciales y la de concejales municipales abre el juego a todo el espectro interno.

Por tanto la Renovación cuenta allí con varios puntos a favor. Su vocación de poder está intacta y la prolijidad administrativa en la gestión de Passalacqua le brinda una tranquilidad adicional a la hora de demostrar a los ciudadanos de que el Misionerismo sigue siendo la opción más beneficiosa para el conjunto de la provincia.

Artículos relacionados

Más Información