Samuel López: “Muchos chicos en situación de calle encontraron en nosotros una familia”

Desde su creación en 2020, el Ministerio de Prevención de Adicciones y Control de Drogas mantiene una intensa labor en materia de contención en el territorio provincial. Así, su función primordial pasa por la implementación y el desarrollo de políticas para abordar un flagelo que pega con fuerza en los más jóvenes: el consumo de drogas.

Dentro de sus funciones la institución es quien debe coordinar, requerir y convenir programas de salud para los pacientes, con organizaciones asistenciales oficiales y privadas, aplicando las políticas y programas competentes a las demandas.

Actualmente la entidad es conducida por el magíster Samuel López, quien recientemente participó de Códigos en la Tele para charlar acerca de todas las acciones que vienen desarrollando en la provincia, por medio de los diferentes hogares de días, puntos preventivos, centro de atención en Posadas, entre otros programas de ayuda.

Durante la entrevista televisiva, el funcionario confirmó la apertura de nuevos hogares de día en distintos puntos del territorio misionero y dejó en claro la preocupación del Gobierno provincial respecto a las problemáticas con los menores, ya sea por deserción escolar, adicciones, entre otras cuestiones.

El especialista en el área de la prevención recalcó que el gobernador Oscar Herrera Ahuad exige a sus ministros “dedicación exclusiva y cercanía con la gente”. Los tres Hogares de Día que funcionan, en Posadas desde 2009, Puerto Iguazú desde 2014 y Oberá desde fines del 2019, cumplen con esta función porque “allí nos ocupamos de los niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad, los ayudamos a superar esa etapa”.

Además, luego de la pandemia se creó el programa “El Hogar de Día a tu barrio”, con el que se recorren distintas zonas de la provincia para lograr una mayor cercanía y a su vez captar nuevas situaciones de vulnerabilidad y empezar a trabajar con los menores afectados, con el objetivo de restituirles sus derechos.

Según informó López, el cuarto hogar estará en San Pedro, localidad en la que las obras ya avanzaron en un 50%. A su vez, empezaron el movimiento de suelo en San Vicente. Pronto comenzarán los trabajos en Puerto Piray y Apóstoles. “De esta manera vamos a cubrir gran parte de la provincia”, enfatizó el Ministro.

Al respecto, recordó que cada Hogar de Día es un espacio que funciona de 7 a 19 horas, de lunes a viernes. Se hace un trabajo de fortalecimiento, a la noche los menores vuelven con su tutor o familia. “Durante ese tiempo que están con nosotros buscamos garantizar el derecho a la educación con la ayuda escolar para que permanezcan en el ciclo educativo, también se hace un control nutricional y de las vacunas. Trabajamos con niños de 45 días a 18 años. Brindamos cinco comidas diarias que incluyen desayuno, colación a media mañana, almuerzo, colación a la media tarde y merienda”, detalló.

Acentuó que existen tres tipos de admisiones en un Hogar de Día: una es espontánea, que ocurre con una madre que pide ayuda por uno de sus hijos. La segunda es la derivación que puede venir de una escuela, un Caps o incluso la Justicia. La última es por detección propia, la cual se da en los distintos operativos que se concretan en los barrios.

El flagelo de las adicciones en los más jóvenes

López explicó que las adicciones a diferentes sustancias, la violencia familiar y la deserción escolar son algunas de las mayores problemáticas que afectan a niños y adolescentes. “La ley nos marca que todo esto forma parte de una situación de vulnerabilidad y nosotros buscamos revertirla de manera permanente. Actualmente tenemos un promedio de asistencia diaria de 70 y 80 chicos en los hogares”, añadió.

Luego ponderó que muchos chicos que llegaron al Hogar en situación de calle y consumo “encontraron en nosotros una familia y ahora han formado una propia. Nos agradecen mucho”.

El trabajo del Cemoas

Al ser consultado por el Centro Modelo de Asistencia y Seguimiento de Niños, Niñas y Adolescentes en conflicto con la ley, resaltó que tiene un correcto funcionamiento con resultados cuanti y cualitativos positivos. De 220 personas que pasaron por allí, solo 18 terminaron en una la Unidad Penal de Menores que funciona en Miguel Lanús.

“El éxito del trabajo está en el seguimiento que se hace con la familia y el adolescente, brindándole oportunidades. Un 60% de ellos estaba con consumo de sustancias, con problemas familiares y no escolarizados. Se busca reconstruir los lazos sociales”, sostuvo López.

Chubut y San Juan ya manifestaron su intención de emular este modelo que tiene Misiones, debido a la preocupación existente con los niños y adolescentes.

La importancia de terminar la escuela y aprender un oficio

El ministro recordó que además de los hogares de día, su cartera también cuenta con los puntos preventivos y el Centro Asistencial Manantial, con los que genera herramientas de apoyo escolar y también el dictado de talleres con formación de oficios para prepararlos para el mundo laboral.

“Trabajamos con las adicciones a sustancias, objetos y determinadas conductas, como las alimentarias. La pandemia generó mucha bulimia, se trata con el paciente y sus familiares. También los que quieren dejar de fumar o tomar alcohol que son drogas aceptadas socialmente”, advirtió.

Nuevos proyectos

En el último tramo de la entrevista, Samuel López indicó que se está construyendo el Parque de la Salud Mental, en la entrada de Itaembe Miní, zona donde actualmente funcionan el Hospital Ramón Carillo y la Red de Traslado. También está la firme intención de que Oberá tenga su unidad terapéutica.

Con estas obras, el Ministerio da pasos firmes en su combate contra las adicciones y en su ayuda a los niños, adolescentes y también adultos.

Podes leer la Revista de mayo de manera gratuita en el siguiente link de ISSUU: https://issuu.com/revistacodigos/docs/revista_c_digos_mayo_2022

Artículos relacionados

Más Información