Sandwich facial: un tratamiento coreano que se realiza en tres minutos y mejora la piel

El mundo del cuidado de la piel y la belleza está lleno de nuevos términos y definiciones que despiertan nuestros intereses. Desde TikTok hasta Reddit, hay un montón de las últimas frases de moda sobre el cuidado de la piel para captar nuestra atención.

Desde hace años la cosmética coreana se ha posicionado como una de las industrias pioneras en cuanto a avances del cuidado de la piel. Sus cosméticos causan furor fuera de sus fronteras y ahora nos llega desde Corea la última técnica para mantener la piel de nuestro rostro hidratada en verano e invierno.

Como ya sabemos, las altas temperaturas hacen que nuestro cutis se enfrente a condiciones extremas y para mantenerlo hidratado la industria beauty coreana ha dado con una nueva técnica llamada moisture sandwiching. Basada en la “regla de los 3 segundos” coreana, según la cual debés aplicar los productos sobre tu rostro, solo tres segundos después de lavarte la cara, evitando secarla con palmaditas; ahora tendrás que asegurarte de que tu piel aún esté húmeda cuando te apliques sueros e hidratantes. ¿Por qué? Porque la piel húmeda es mucho más receptiva a las fórmulas que le apliques.

Se trata de colocar capas de productos para el cuidado de la piel de manera que se bloquee la hidratación. Al aplicar productos más livianos y más acuosos sobre la piel húmeda y luego aplicar capas de algo más espeso, el agua queda atrapada por más tiempo, lo que permite una mayor hidratación. Bueno, la diferencia aquí es que en un “sándwich de humedad”, se puede humedecer tu piel con una bruma facial entre cada capa para sellar la humedad por un período de tiempo más largo.

En líneas generales, todos los expertos dan por buena la novedosa técnica. Crear una última capa grasa impide que el agua de la epidermis se evapore y hace más eficientes los productos de cuidado, pero puede causar irritaciones o granos. Se puede tener la piel acneica y deshidratada. En este tipo de condición cutánea los expertos advierten que la oclusión es una muy mala idea ya que obstruye el orificio de salida del folículo piloso y la glándula sebácea.

“No es nada nuevo. Es algo que se realiza desde hace muchísimo tiempo. Sin embargo, no está indicado para todos los tipos de piel. Lo que hace el moisture sandwich es concentrar de humedad para potenciar la acción de los productos. Se trata de un tratamiento oclusivo que en pieles grasas o con tendencia al acné tapa la glándula sebácea y potencia la aparición de granitos”, sostuvo en diálogo con Infobae Claudia Sánchez, médica dermatóloga del Instituto Halitus Salud y Estética.

Aplicar una primera capa de bruma o esencia sobre la epidermis mejora su permeabilidad y hace que absorba los tratamientos de forma óptima. Pero debe ser un producto adecuado para ello. Hacerlo con agua del grifo en una piel muy seca y en un clima frío, podría ocasionar el efecto contrario al deseado y deshidratarla. Si además se trata de un agua con mucha cal o muy clorada, aumentaremos la sensación de tirantez. Sea cual sea nuestra elección, lo importante es que la piel adquiera una ligera humedad, no que se empape.

Para Adriana Raimondi, médica dermatóloga miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología y de la Academia Americana de Dermatología, “es sabido por todos los especialistas en dermatología que la piel húmeda absorbe más nutrientes y también se irrita con más facilidad. ¿Por qué? Porque hay ciertos canales a nivel de la capa córnea que al estar húmedos son más permeables al intercambio o penetración de sustancias. Esto puede ser utilizado como técnica de tratamiento de ciertas afecciones y es lo que llamamos ‘método oclusivo’, que consiste en aplicar un producto medicamentoso y después ocluirlo con un film o membranas o sustancias especiales. Es el mismo principio que utiliza esta técnica”.

Este tratamiento puede transformar de manera integral la piel seca o deshidratada. Establecer los productos para el cuidado de la piel correctamente puede aumentar significativamente la cantidad de agua atrapada en las capas más profundas de la piel, por lo que esta última permanece hidratada y suave por más tiempo. Una vez que haya terminado con su “sándwich facial”, puede continuar con su rutina de maquillaje. Incluso puede aplicar un iluminador para darle una dosis extra de luminosidad a la piel.

Fuente: Infobae

Artículos relacionados

Más Información