Se cayó un féretro de un coche fúnebre y el cuerpo terminó en el medio de la calle

Producto de un accidente, un féretro terminó en el pavimento. Ocurrió en el centro de Rosario.

Una escena cinematográfica tuvo lugar ayer en el centro de Rosario. Ya bastante doloroso es perder un familiar o un amigo como para que, además, su entierro sea dramático. Sin embargo, las cosas siempre pueden empeorar o eso parece. Durante el mediodía del miércoles, un féretro se cayó de un coche fúnebre en plena calle: los familiares quedaron impactados, hubo complicaciones en el tránsito y hasta una mujer se desvaneció.

Según trascendió, el auto que transportaba el cuerpo de una mujer acababa de salir de una casa de sepelios. Por motivos que no fueron aclarados, el féretro se cayó del coche fúnebre y los restos de la mujer cayeron sobre las calles San Luis y Santiago, en el microcentro de Rosario.
La dramática situación afectó principalmente a los familiares y amigos que acompañaban el féretro, pero también al resto de los ciudadanos que se movilizaban por la zona. Según informaron los medios locales, hasta un colectivero debió hacer “una quirúrgica maniobra para evitar chocarlo y que la situación no sea aún peor”.

Rápidamente, los trabajadores de la funeraria reaccionaron y levantaron el cuerpo de la mujer, lo acomodaron dentro del féretro y volvieron a posicionarlo dentro del automóvil. Sin embargo, para ese momento, una de las mujeres que acompañaba el viaje hasta el cementerio se descompensó. Luego, se recuperó sin asistencia médica.

Durante la fugaz escena, incluso varios ciudadanos que justo circulaban por la zona de San Luis y Santiago se acercaron a colaborar con el dramático momento. Era atendible que los familiares y amigos presentes no quisieran maniobrar el cuerpo de un ser querido.

Después del trágico momento ocurrido en el microcentro de Rosario, el coche fúnebre siguió su camino y el féretro fue trasladado hacia un cementerio privado ubicado en la localidad de Granadero Baigorria.

Artículos relacionados

Más Información