Un estudio reveló cuántos años de vida perdieron las personas que tuvieron coronavirus en 2020

Las consecuencias de la pandemia aún se evalúan, ya que el Covid-19 no cede en su paso. De todos modos, los científicos comenzaron a cuantificar cuántos años de vida se “robó” el SARS-CoV-2 en 2020. Según un grupo de investigadores originarios de cuatro países, tan solo el año pasado, 31 países perdieron más de 28 millones de años vida, cifra que evidencia un crecimiento en más de cinco veces al asociado con la epidemia de gripe detectada en 2015.

“Las medidas de política sanitaria empleadas para minimizar el impacto de la pandemia han variado sustancialmente entre países y jurisdicciones; y han afectado a muchos determinantes sociales y económicos. El impacto general y sus medidas asociadas tienen implicaciones para la mortalidad más allá de las muertes por Covid-19″, explicaron los investigadores en el documento publicado en la revista British Medical Journal (BMJ).

Cómo se miden los años de vida perdidos

Para conocer cuántos años de vida perdió una nación existen dos métodos. El primero es evaluar los años que le quedaban por vivir a una persona. De este modo, si quien fallece tenía unos 20 años y la esperanza de vida de esa nación se encontraba en 80; los años de vida perdidos son 60. Esta relación se efectúa con cada individuo que falleció.

Otro de los métodos es evaluar por exceso de muertes. Es decir, el número de fallecidos que superó la media establecida en años anteriores. En este punto, las cifras no son “tan exactas” porque generalmente se desconoce la edad de los muertos, pero se puede evaluar un promedio en el cual las personas pueden “esperar sobrevivir si las tasas de mortalidad específicas por edad de ese año permanecen constantes”.

Vale destacar que estas mediciones son importantes para los países que buscan ampliar o profundizar en distintos sectores económicos o sociales. Por ejemplo, una nación con una esperanza de vida alta, como es el ejemplo de Japón, tendrá una población que logrará alcanzar la ancianidad en un volumen alto. Mientras que, por el contrario, si la esperanza de vida es baja, será mayor la población joven.

Qué cambios provocó la pandemia en la esperanza de vida

El estudio se realizó en 37 naciones, de las cuales Taiwán, Nueva Zelanda, Noruega, Islandia, Dinamarca y Corea del Sur resultaron sin cambios o con un incremento en la esperanza de vida de sus ciudadanos. Mientras que en los restantes se evidenció una pérdida de más de 222 millones de años de vida, que se traduce en 28,1 millones de años de vida perdidos más de lo esperado.

Según este estudio, la mayor reducción de la esperanza de vida se observó en Rusia (hombres: −2,33 años y mujeres: −2,14), seguida por Estados Unidos (hombres: −2,27 y mujeres: −1,61), Bulgaria (hombres: −1,96 y mujeres: −1,37), Lituania (hombres: −1,83 y mujeres: −1,21), Chile (hombres: −1,64 y mujeres: −0,88) y España (hombres: −1,35 y mujeres: −1,13).

En ese tono, los científicos evaluaron que el “mayor exceso de años de vida perdidos por cada 100 mil habitantes” se registró en Bulgaria (hombres: 7260 y mujeres: 3730), seguido por Rusia (hombres: 7020 y mujeres: 4760), Lituania (hombres: 5430 y mujeres: 2640), Estados Unidos (hombres: 4350 y mujeres: 2430), Polonia (hombres: 3830 y mujeres: 1830) y Hungría (hombres: 2770 y mujeres: 1920).

De esta manera, la pandemia generó una reducción en la esperanza de vida desde el nacimiento: Rusia perdió 2,32 años; Estados Unidos cayó en 1,98; Bulgaria disminuyó en 1,75; Lituania bajó un 1,61; y Polonia se retrajo en 1,36. Por otro lado, en Nueva Zelanda aumentó un 0,66; en Taiwán se incrementó en un 0,35; mientras que en Corea del Sur hubo un 0,11; y en Noruega un 0,07.

Fuente: TN

Artículos relacionados

Más Información