Vacaciones y tercera ola: qué cuidados tener frente a un nuevo brote de coronavirus

Tras varias semanas con aumento de casos de COVID-19, y en plena temporada de festejos de fin de año, la mirada de las autoridades sanitarias está puesta en las inminentes vacaciones de verano en el país.

Es que con nuevos contagios que no dejan de subir y tasas de positividad muy por encima del 10% recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), al rebrote esperado para esta época del año se le sumó la llegada de la variante Ómicron a la Argentina. Y con un nuevo período de vacaciones de verano por delante, los expertos temen que el escenario se complique.

Así las cosas, la mayoría de los nuevos casos son leves, y pese a este incremento exponencial de infectados la ocupación de las terapias intensivas se redujo en diciembre cuatro puntos porcentuales en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

En unas vacaciones de verano que por segundo año consecutivo ocurrirán en medio de la pandemia por COVID-19, que desde marzo de 2020 cambió el mundo tal como lo conocíamos para siempre, y con una cobertura de vacunación mucho más elevada que en el verano 2021, muchas familias de todos modos se plantean qué hacer este verano, si será conveniente salir de casa o no, y qué cuidados deberán tener.

“Con la movilización de personas de distintas provincias a diferentes centros turísticos, seguramente en el verano va a haber un aumento de casos teniendo en cuenta que la gente se juntó para las Fiestas y se va a seguir juntando”. En opinión de la médica infectóloga María Cecilia Niccodemi (MN 105624), “es muy importante tratar de sostener que las reuniones sean al aire libre, vacunar a grandes y chicos y tener en cuenta que tres dosis de alguna de las vacunas disponibles es mejor que dos frente a las nuevas variantes”.

Para el médico infectólogo Lautaro De Vedia (MN 70640), “las vacaciones de este verano no van a cambiar mucho respecto a las del año pasado: hay que seguir manteniendo las distancias, usando tapaboca especialmente en ambientes cerrados, reunirse siempre en lugares al aire libre, no olvidar el lavado de manos o uso de alcohol fuera de casa, y testearse ante el menor síntoma o contacto estrecho”.

Acerca de las principales recomendaciones que habría que tener en cuenta, Niccodemi aconsejó “insistir a la gente que no se vacunó que se vacune, y así como hubo quienes se vacunaron para viajar al exterior que lo hagan quienes tienen pensado movilizarse en el país este verano”.

Y agregó: “Tratar de mantener las burbujas y tener contacto siempre con las mismas personas, y tener presente que quienes sean contactos estrechos de personas infectadas o tengan síntomas leves no concurran a restaurantes, boliches o reuniones en lugares cerrados, donde el riesgo de transmisión es muchísimo más alto”. Asimismo, para la especialista del staff del Centro Médico Doctor Stamboulian y Sanatorio La Trinidad San Isidro “también es muy importante ver cómo se ejecuta el cumplimiento del pase sanitario en las distintas ciudades de la costa y del interior”.

“Las recomendaciones generales no varían de las que ya conocemos desde el comienzo de la pandemia y tienen que ver con respetar el distanciamiento social, el uso del tapabocas sobre todo en lugares cerrados y la higiene de manos”, resumió el médico infectólogo Roberto Debbag (MN 60253), quien es el presidente de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica (Slipe), y enfatizó: “Lo que sí habría que disminuir en estas vacaciones son las probabilidades de ir a eventos o lugares de entretenimiento donde haya mucha aglomeración de personas sobre todo si alguien dentro del grupo familiar, por más que tenga dos dosis de cualquiera de las vacunas, tiene alguna comorbilidad ya que se sabe que siempre estas personas tienen que cuidarse un poco más”.

Casos más leves, pero aconsejan no confiarse

Si bien el aumento de casos fue muy importante en la última semana, Niccodemi resaltó que “la mayoría fueron casos leves y los pacientes que requirieron internación son pacientes que no fueron vacunados y lo mismo se está viendo en Europa por eso es muy importante insistir en que quienes no completaron su esquema de vacunación lo hagan y desde luego lo inicien aquellos que no recibieron ninguna dosis”.

En la misma línea, De Vedia sostuvo: “La impresión es que los casos son más leves pero no hay que confiarse porque siempre hay un porcentaje que va a tener complicaciones y eso nunca se sabe. Por eso, en ese sentido es importante no dejar de vacunarse porque es indiscutible desde el punto de vista médico que las vacunas ayudan a prevenir las formas graves de la enfermedad”.

Fuente: infobae

Artículos relacionados

Más Información