domingo, abril 21, 2024

Video: decenas de monos robaron y causaron destrozos en una ciudad tailandesa

La Policía utilizó resorteras y dardos tranquilizantes para contener a dos bandos que disputaban el control del territorio.

La desenfrenada lucha de dos bandas de monos en plena ciudad tailandesa de Lopburi ocasionó un caos de tránsito e innumerables destrozos que sembraron el temor de los habitantes.

Fuera de control, los animales escalaban vehículos, saqueaban alimentos de tiendas y dañaban propiedades en zonas turísticas, lo cual hizo que la Policía interviniera enérgicamente, sin demasiados protocolos, a fin de sofocar los incidentes en la vía pública y restaurar la calma.

Por momentos, decenas de primates enfurecidos coparon la zona hasta que fueron dispersados con métodos no letales por las fuerzas del orden.

En el ínterin, residentes y turistas huyeron del lugar para buscar refugio.

Los medios locales informaron que el enfrentamiento fue entre bandas de monos que pertenecen a grupos territoriales rivales, que continuaron con las corridas y persecuciones hasta que las autoridades lograron capturar al simio más agresivo, identificado como el líder Ai Krao.

El templo Phra Prang Sam Yod

Lopburi, ubicada a 145 km al norte de Bangkok, es una ciudad conocida por albergar numerosas manadas que suelen habitar en el templo Phra Prang Sam Yod, por lo que, con una cantidad aproximada de 3.000 ejemplares, es bastante común ver a esta especie deambulando por las calles.

Los residentes aprendieron a convivir con ellos, pero esto no garantiza que el territorio esté exento de inconvenientes, ya que, además de los conflictos entre la propia especie, los primates suelen causar daños con sus mordeduras en el cableado, neumáticos y también con sus deposiciones en viviendas o establecimientos locales.

Esta vez se sobrepasaron todas las previsiones y la escena, completamente inusual, se propaló por las redes sociales, a través de un video que exhibe el caos reinante en las calles de esta ciudad turística de Tailandia.

Lopburi no es el único lugar donde los simios son protagonistas. La isla de los monos de Tailandia es otro destino donde reinan.

Pero en Lopburi los primates conviven codo a codo con los habitantes, y lo torna muy particular.

Son macacos, la segunda especie de monos más común de encontrar en el planeta.

Parecen extremadamente simpáticos e inclusive representan un atractivo turístico, aunque muchas veces muestran un temperamento muy poco amigable.

Son especialistas en apropiarse de lo ajeno: mochilas, viandas e incluso cámaras y celulares, por lo que la recomendación que se les hace a los turistas es que cuiden sus pertenencias.

Los habitantes de la ciudad, si bien los cuidan y respetan (no sólo porque son considerados descendientes del dios mono Hanuman, sino también porque saben que son quienes atraen los ingresos del turismo), aseguran todas sus ventanas de modo de que ningún intruso llegue a sus casas sin aviso previo y mucho menos, se lleve lo que nadie le obsequió.

Viven en todos los recovecos de la ciudad porque han ido ampliando poco a poco sus dominios, pero su hogar original es el acertadamente llamado “Templo de los Monos”.

Artículos relacionados

Más Información