Córdoba: llevaron a su hija al hospital por un raspón en la pierna y murió

Una pareja de Coronel Moldes, en Córdoba, sufrió la pérdida de su hija de seis años dos días después de llevarla al hospital por una lastimadura en un muslo.

A Karen Baldobino le dieron toda clase de explicaciones por la muerte de su hija, Danae Olguín, de seis años, quien falleció el 8 de enero pasado en el hospital de Río Cuarto, Córdoba. Los médicos le dijeron que la nena había contraído Covid-19, que se había contagiado un virus intrahospitalario o que había sido víctima de una bacteria que ingresó a su cuerpo por el raspón en su muslo, que fue el motivo original de la consulta médica.

“Con seis años le ponían morfina y la terminaron matando”, aseguró Karen el 10 de enero pasado al sitio Somos Río Cuarto. En el certificado de defunción de su hija aparece como causa de muerte que sufrió un “shock séptico”, una infección generalizada, pero la justicia de Córdoba actuó de oficio para investigar el accionar de los médicos que atendieron a la nena durante dos días en el Hospital San Antonio de Padua.

Karen y el papá de Danae, Hugo Olguín, no pudieron acompañar a su hija durante la internación en Río Cuarto porque tenían Covid-19 pero en vez estuvo la abuela materna de la pequeña. El resto de la familia la esperaba en su casa de la localidad de Coronel Moldes.

“Ellos dicen que por el mismo golpe le ha entrado una bacteria, pero ella tenía solamente un raspón en la pierna. Después le entró un virus intrahospitalario y eso la terminó matando”, señaló la mujer, que presentó una denuncia contra el hospital para que “esos médicos que la atendieron nunca más atiendan un niño”.

Además de denunciar al centro médico de Río Cuarto la pareja accionó legalmente contra el Hospital Municipal Tomás Ponsone de Coronel Moldes, que fue a donde llevaron a su hija en primera instancia el miércoles 5 de enero.

Tras una larga espera -y con un hisopado negativo por Covid-19- Danae fue atendida y medicada para bajarle la temperatura, pero horas más tarde volvió con su mamá al mismo centro médico porque gritaba por el dolor en el muslo y seguía con fiebre, informó el sitio Puntal de Río Cuarto.

Hizo falta la mirada de dos médicas más, durante la tarde del 5 de enero, para que alguien determinara que la nena tenía una infección y necesitaba ser trasladada, por ejemplo, al centro médico de Río Cuarto. En ese momento le pidieron un test de Covid-19 a Karen y como dio positivo fue la abuela materna de la nena quien la acompañó.

En todo el tiempo que estuvo internada Danae tuvo pendiente un examen crucial para determinar qué originó su cuadro, explicó Karen, “pero los médicos no se lo hacían, recién le hicieron todo cuando ella estaba grave, cuando entró a terapia intensiva, cuando ya era tarde. Se dejaron estar”.
Para la mañana del sábado 8 de enero Danae había fallecido. Karen afirmó que en todo ese tiempo los médicos nunca la llamaron para informarle el estado de su hija.

Mientras tanto, desde el Municipio de Coronel Moldes aseguraron que la pediatra que trató a la pequeña en el Tomás Ponsone “la atendió y medicó según lo que es de práctica conforme al cuadro que presentaba”, y que las colegas que la derivaron a Río Cuarto durante la tarde del 5 de enero lo hicieron tras detectar “un problema”, que no se especifica en el comunicado oficial.
Este viernes se le realizó una autopsia al cuerpo de la nena, y se espera que la semana que viene esté listo el informe para que avance la causa en la fiscalía.

MU.

Artículos relacionados

Más Información